Proponen erradicar el arruí de La Palma por el daño que hace a flora endémica

Investigadores de la Universidad de La Laguna han propuesto que el arruí se erradique del Parque Nacional de la Caldera de Taburiente (La Palma), por los daños que ese herbívoro caprino origina a la flora endémica, y también piden que se controlen otras especies introducidas en las islas, como el conejo.
Esta petición la han planteado investigadores de los departamentos de Biología Vegetal y de Parasitología, Ecología y Genética de la Universidad de La Laguna y del Parque Nacional de La Caldera de Taburiente, tras realizar un estudio sobre los efectos de los herbívoros introducidos en el citado parque nacional.

El estudio ha sido publicado por la revista Biological Conservation y hoy, en un comunicado, los investigadores explican que en ese trabajo se revela que el pinar canario es un ecosistema altamente perjudicado por cabras, conejos y arruís, que empobrecen su sotobosque y someten a una fuerte presión a varias especies vegetales endémicas de las islas.

Los investigadores preguntan cómo sería el pinar hace más de 2.000 años, antes de la introducción del primer herbívoro, y elucubran que probablemente habría presentado un sotobosque más denso y rico en especies vegetales como el escobón (Chamaecytisus proliferus), que posiblemente cubría amplias áreas del matorral asociado al pinar.

El efecto dañino de los herbívoros introducidos podría hacerse extensivo a los otros ecosistemas insulares del archipiélago y, según los investigadores, entre las cien especies amenazadas prioritarias de gestión en Canarias, el 60 por ciento son plantas afectadas por los animales herbívoros.

La situación en Canarias podría compararse a la de otras islas como Nueva Zelanda, Hawai o Madeira, afectadas por la introducción y trasiego de especies foráneas que alteran y ponen en peligro su rica flora endémica.

Te puede interesar