Pino Sagliocco: 'el rocktronic será el fenómeno musical de la próxima década'

Pino Sagliocco, promotor del 'Ibiza 123 Rocktronic Festival' (Foto: archivo)
En el mes de julio se presentará en Ibiza en primicia mundial el Rocktronic, un nuevo fenómeno musical que nace de la fusión del rock y la electrónica. Serán Elton John y Pnau los que muestren al mundo sus primeros compases en el marco del “Ibiza 123 Rocktronic Festival”. Detrás de esta idea está Pino Sagliocco, uno de los grandes promotores internacionales. Es de origen italiano, pero lleva residiendo en España desde hace más de 30 años.
Él fue quien ideó la ópera rock y quien convenció a Montserrat Caballé para subirse a un escenario con Freddy Mercury para cantar el himno de “Barcelona” en la inauguración de las Olimpíadas del 92. En la actualidad preside Livenation España, la compañía más importante del mundo en la promoción de artistas, conciertos y espectáculos.

Falta menos de un mes para el Ibiza 123 Rocktronic Festival.¿Cuáles son las expectativas para este encuentro?
Muchas y muy buenas. Es una experiencia muy gratificante poder ofrecer cosas nuevas en un momento de crisis y con tanto pesimismo alrededor. Me ilusiona especialmente romper moldes, abrir caminos y tratar de inspirar un nuevo movimiento como es el Rocktronic, un encuentro entre dos mundos, que va a marcar tendencia en la próxima década. Va a haber un antes y un después de este festival. La electrónica ha tomado un poco el relevo de la música tradicional. David Guettta, Tiësto, Luciano, Fatboy Slim… son los nuevos pop-star del momento. Será todo un acontecimiento ver cómo los grandes del rock y los grandes de la electrónica se fusionan en este nuevo movimiento. Vamos a vivir en primicia mundial a Elton John fusionándose con Pnau y presentando un disco electrónico en Ibiza. Renovaciones de este nivel y creación de un movimiento musical nuevo como este no se ha visto desde hace años.

Lenny Kravitz, Elton John y Sting, entre otros, estarán presentes en el Festival. ¿Las grandes estrellas siguen llenando estadios?
Desgraciadamente sólo ellas son capaces de llenar los grandes estadios. Hoy en día las propuestas siguen siendo las mismas de siempre: Bruce Springsteen, Rolling Stones, Madonna, AC DC, Metallica… El único que ha tomado el relevo a los grandes ha sido Coldplay y creo que ha sido porque se ha acercado más a la electrónica. Las grandes estrellas seguirán siendo los iconos de los próximos años. Por eso hace falta buscar los nuevos talentos del futuro o inventar una nueva manera de sentir la música.

¿Existen ciudades mejor preparadas que otras para la música o que responden mejor a los conciertos? Madrid y Barcelona tienen una gran tradición. Pero tienen mucha oferta y por tanto la demanda decae. Por eso hay que buscar nuevos escenarios. Por ejemplo, el concierto de Lenny Kravitz en A Coruña ha sido el mejor de su gira española. Pero en cuanto a expectativas de futuro la que marca tendencia es Ibiza, es la isla de la música internacional. Está creando tendencias desde los años 60 hasta la actualidad.

¿Ha trabajado con los más grandes: Rolling Stones, Frank Sinatra, Michael Jackson, Prince, Ricky Martin, Gloria Stefan, Rod Stewart... ¿Quién ha marcado tendencia o quien será más recordado en el futuro?
Todos ellos serán recordados porque forman parte de la historia. ¿Quién no va a recordar a Frank Sinatra, a Michael Jackson o a Freddy Mercury? La música y los grandes músicos son inmortales. Si se muere la persona siempre nos quedará su legado.

Muchos tienen fama de excéntricos y de maniáticos. ¿Es difícil trabajar con ellos?
Me gustaba mucho más la excentricidad de antes que la de ahora. Antes en la excentricidad había espectáculo. Ahora estamos en un momento que las mayores extravagancias son el zumo de naranja, el entrenador personal y la clase de yoga.

¿Con qué tipo de situaciones se ha tenido que enfrentar?
Por ejemplo tras los conciertos de Depeche Mode podías pasar 24 horas de marcha y pasarlo muy bien. Ahora tras un concierto el artista se va a la cama porque tiene que madrugar para practicar jogging. Es algo que también está bien porque la edad no perdona a nadie. No porque seamos más viejos, sino porque cambian los hábitos.

¿Y en el panorama nacional español cómo ve la evolución del mundo de la música? ¿Quiénes son los que marcan tendencia actualmente?
El panorama nacional lo veo bastante mal. Hay grandes artistas en el país que no trabajan como deberían. También lo que pasó en España es que los artistas se aburguesaron un poco. Vivieron más de las subvenciones de los ayuntamientos y de las galas en los pueblos que de vender discos. Eran unos ingresos seguros y daban para vivir bien. Por eso no se creó una dinámica de clubes de fans de verdad, ni se intentó fidelizar al público. En el momento en el que llegó la crisis y que el ayuntamiento eliminó las galas los artistas han empezado a sufrir mucho. Hay que luchar más por los fans y por mantener un público fiel que esté dispuesto a escuchar tus propuestas en el tiempo.

¿El público se ha vuelto más exigente con sus ídolos, cree que ha cambiado la relación público-estrella?
El público tiene más oferta, pero no es más exigente. Si antes ir a un concierto era un acontecimiento social ahora es mucho más selectivo. Tienen conciertos casi “a la carta”. El público se ha vuelto mucho más sibarita.

Son malos tiempos para la lírica decía la canción, ¿también lo son para la organización de espectáculos?
Por supuesto que sí. En un momento de crisis como el actual no se puede ofrecer una gran variedad de espectáculos porque la gente no tiene dinero para gastar. Hay muchos festivales y muchos artistas que están sufriendo. Los nacionales por la crisis de las instituciones, y los internacionales por un exceso de oferta para tan poca demanda. También hay otro gran problema y es que los precios deberían ser más razonables. Si los artistas bajaran un poco sus cachés también se podría bajar el precio de las entradas a los conciertos.

Usted comenzó en los 80 como promotor en Rockola y Morasol en la movida madrileña. ¿Se ha perdido una forma de entender la música?
Aquella época era más emocionante y existía un ambiente más rompedor. También venían “viejas glorias” que las llamaban entonces y, que todavía siguen vivas, pero lo más importante de aquellos años es que conseguí traer a España a las grandes estrellas del momento e incluir el país en sus giras al mismo tiempo que estaban actuando en Londres. Este es el caso de ABC, Spandau Ballet, Duran Duran, China Crisis, Simple Mind, entre otros. Fue un movimiento mundial de gran trascendencia que unía la experiencia de los grandes grupos internacionales con la “movida madrileña”.

¿Es la piratería el principal problema del mundo de la música?
Para nada. Si eres pirateado eso sólo significa que eres una gran estrella. Los más pirateados son los más grandes, los que todo el mundo quiere escuchar. El artista tiene así un gran público, uno que le compra y otro que le escucha aunque no le compre. Siempre he pensado que el top-manta era el éxito de los grandes. Estar ahí significa que eres bueno. De todas formas es una realidad que existe y que los artistas han tenido que compensar con más esfuerzo y actuaciones en directo.

¿La llegada de Antón Reixa a a la dirección de la SGAE ayudará a reconciliar a esta institución con el público?
La SGAE ha hecho una gran labor en todos estos años a favor de los autores. Yo como promotor tengo que decir que nunca he sufrido una gestión tan austera y tan dura como en la anterior etapa. Nosotros hemos tenido que pagar religiosamente un 10% de nuestros ingresos y nunca hemos podido pactar ni recortar nada, cuando en otras épocas era más fácil negociar con la SGAE. En cuanto al equipo nuevo no sé como lo hará, pero mejor que los anteriores, en cuanto a recaudación, es imposible. Harán otras cosas mejor, pero eso no lo creo.

La fusión entre Freddy Mercuy y Montserrat Caballé marcó un hito en la música. ¿Cuál será su próxima reto?
Aquello se llamó rock-ópera, la fusión entre el mundo del rock y la ópera, y ahora mi reto es fusionar el mundo del rock con el de la electrónica. Ibiza 123 Rocktronic Festival servirá para darlo a conocer en todo el mundo. Yo creo que será el gran acontecimiento musical de la década y muchos podrán decir: yo estuve allí. n

Te puede interesar