Sociedad

La OMS aún no habla de pandemia, pero aconseja "prepararse para ella"

Sociedad

Alerta sanitaria

La OMS aún no habla de pandemia, pero aconseja "prepararse para ella"

Dos turistas, protegidos con mascarilla, se toman un selfie frente a la catedral de Milán.
photo_cameraDos turistas, protegidos con mascarilla, se toman un selfie frente a la catedral de Milán.
El virus se expande con rapidez fuera de China y aumenta la preocupación en Italia, que contabiliza ya siete fallecidos

El número de contagios por el coronavirus continúa creciendo en Corea del Sur, Irán e Italia, mientras la Organización Mundial de la Salud aseguró ayer que aunque en este momento no se pueda hablar de pandemia, sí "es momento para prepararse para ella". Corea del Sur, con 800 contagiados y ocho muertos, es el segundo lugar más afectado después de China, mientras que en Irán ya hay 12 muertos y 64 afectados; en Italia hay contabilizados más de 231 contagios y el número de muertos asciende a siete, el último de ellos un hombre de 62 años en la región de Lombardía, la más afectada por el brote. El hospital Sant'Anna de Como confirmó el fallecimiento, indicando que tenía "importantes problemas cardíacos y renales". Además, se ha registrado el primer caso de un paciente infectado de coronavirus en la zona de Alto Adigio, un hombre joven que en un primer momento había dado negativo en las pruebas, pero análisis posteriores han confirmado que está contagiado con este virus de Wuhan (China).

La expansión del coronavirus fuera de China y la intensidad de la epidemia en Italia, una de las grandes economías europeas, castigó ayer  a las bolsas de todo el mundo, en especial a la de Milán, hundió el precio del petróleo, y desplazó la inversión hacia activos refugio como el oro o la deuda soberana de países saneados.
Las cifras de contagios fuera de China, que cuenta ya 77.150 afectados y 2.592 muertos, son aún bajas en otros países pero preocupan a la OMS, que anunció ayer que va a enviar misiones científicas a Italia e Irán con la intención de ayudar a sus autoridades a poner en marcha las medidas de contención necesarias. Hace dos semanas que una misión de la OMS llegó a China para estudiar la epidemia y evaluar las medidas tomadas por el gigante asiático.

Aislamiento, el único medio

Aylward intentó disipar las dudas sobre la fiabilidad de los datos oficiales ofrecidos por China: "Sobre el terreno hay muchas estadísticas y datos que apoyan la bajada (de nuevos casos). Están cayendo, y están cayendo por las acciones que se han llevado a cabo". Un día antes, el presidente chino, Xi Jinping, había declarado que la epidemia de coronavirus es la crisis de salud más grave que ha vivido el país desde la fundación de la República Popular en 1949.
Aylward ha pedido poner fin a las restricciones de transporte y comercio que algunos países han establecido con China: "China es el país con más experiencia del mundo contra esta enfermedad (...). Si los países ponen barreras ante China, solamente van a poner en riesgo la capacidad de todos de solucionar esto".
Ante la falta de vacuna, el aislamiento ha sido hasta ahora el medio más recurrente y expeditivo de frenar el contagio. En Italia, desde el domingo hay en cuarentena once comunidades, diez en Lombardía y una en Véneto, lo que afecta a cerca de 50.000 personas.
Es la llamada "zona roja" de Italia, donde se han producido los dos brotes de contagio y a la que han llegado centenares de agentes de las fuerzas del orden para vigilar las vías de acceso; la violación de este decreto supondría multas y hasta tres meses de cárcel.

La Unión Europea se prepara para la aparición de nuevos focos y descarta cerrar las fronteras

Expertos de todos los países de la Unión Europea (UE) mantuvieron ayer una reunión de coordinación por videoconferencia en la que valoraron la posibilidad de que surjan en el bloque comunitario nuevos focos de propagación del coronavirus similares al de Italia y valoraron qué medidas podrían ponerse en marcha para hacer frente a una situación así.
Según un resumen del encuentro del Comité de Seguridad Sanitaria de la UE compartido por la Comisión Europea, Italia actualizó al resto de socios acerca del brote de esta enfermedad en algunas zonas del país  y las medidas de respuesta que ha puesto en marcha, incluidas prohibiciones de viajes, vigilancia, situaciones de cuarentena o cierre de espacios públicos.
En la reunión también participaron representantes del Centro Europeo de Prevención y Control de Enfermedades (ECDC, por sus siglas en inglés), quienes infromaron de que el riesgo de que aparezcan nuevos focos de coronavirus en la Unión Europea es de "moderado" a "alto". En particular, la evaluación destaca que la enfermedad se trasmite "rápidamente" una vez importada, así como que "podría derivar de casos con síntomas leves que no provocan un comportamiento que requiera cuidados médicos".
El miedo al contagio provoca también reacciones de los países vecinos. Austria suspendió varias horas el tráfico ferroviario con Italia por el aviso de que unos viajeros se encontraban mal.
La Comisión Europea (CE) salió al paso: no recomendamos a los estados miembros el cierre de sus fronteras para evitar la propagación del coronavirus, dijo el portavoz comunitario de Interior, Adalbert Jahnz. "La reintroducción temporal de los controles fronterizos internos por el momento no son parte de lo que recomendamos", y añadió que aunque la legislación comunitaria contempla esa posibilidad, que es competencia de los estados miembros, Bruselas "no ha recibido notificación de ningún país" en ese sentido. La CE hizo hincapié en que hay que coordinar las medidas y evitar caer en el pánico.