La OEI, premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2024

El jurado del Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2024 reunido en Oviedo. // EP
photo_camera El jurado del Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2024 reunido en Oviedo. // EP
La puesta en valor de la riqueza y la diversidad cultural de las comunidades iberoamericanas es otra de las prioridades de la OEI

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI), el mayor organismo de cooperación multilateral entre países iberoamericanos de habla española y portuguesa, ha sido reconocido con el Premio Princesa de Asturias de Cooperación Internacional 2024. El jurado ha leído el fallo este miércoles a las 12.00 horas en el hotel Barceló Cervantes de Oviedo.

Esta candidatura ha sido apoyada por Andrés Allamand, secretario general iberoamericano; Rolando González Pacheco, presidente del Parlamento Latinoamericano y Caribeño (Parlatino, Panamá); Enrique V. Iglesias, Premio Príncipe de Asturias de Cooperación Internacional 1982; Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la Paz; Sergio Ramírez Mercado, Premio Cervantes; Rosalía Arteaga Serrano, presidenta de Ecuador; Leonel Fernández, presidente de la República Dominicana; José `Pepe` Mujica, expresidente de la República de Uruguay, por sesenta y ocho rectores, exrectores y vicerrectores de España e Iberoamérica y por veinte ministros y exministros de distintos países iberoamericanos.

La Organización de Estados Iberoamericanos para la Educación, la Ciencia y la Cultura (OEI) es un organismo internacional de ámbito intergubernamental, fundado en 1949, que persigue la colaboración entre los países iberoamericanos en cuestiones como la educación, la ciencia y la cultura en contextos de defensa de la democracia y las políticas de igualdad. Tiene diecinueve oficinas en otros tantos países y su sede central en Madrid, siendo su actual secretario general Mariano Jabonero. La OEI tiene el español y el portugués como idiomas oficiales.

Está formada por veintitrés países: Andorra, Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Cuba, Ecuador, El Salvador, España, Guatemala, Guinea Ecuatorial, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Portugal, República Dominicana, Uruguay y Venezuela. Bajo el lema `Hacemos que la cooperación suceda`, la OEI desarrolla cada año una media de 600 proyectos de cooperación de forma simultánea, que tienen efecto directo sobre 12 millones de beneficiarios. La institución cuenta con 3900 profesionales entre directivos, funcionarios y técnicos.

Campos de trabajo

Trabaja en cinco campos: educación, ciencia, cultura, lengua y derechos humanos. En educación desarrolla proyectos desde la etapa infantil hasta la superior, además de formación profesional y alfabetización de adultos. Apuesta por mejorar la calidad de la educación, favorecer la transformación digital y así potenciar la formación de los docentes. Cada año atiende una media de 450.000 estudiantes y forma a 40.000 docentes.

El apoyo a la ciencia se concreta en la elaboración de políticas públicas en favor del desarrollo científico y tecnológico, así como en la transferencia del conocimiento, para que todo ello pueda ser implementado por las administraciones públicas. La media anual de investigaciones asciende a 200.

La puesta en valor de la riqueza y la diversidad cultural de las comunidades iberoamericanas es otra de las prioridades de la OEI; una de las herramientas para llevarla a cabo es la Carta Cultural Iberoamericana, que se centra de forma especial en todo lo relacionado con los derechos de propiedad intelectual y la cultura digital.

Por lo que respecta a las lenguas, la organización fomenta la promoción y divulgación del portugués y el español, además de apoyar los centenares de lenguas originarias de la región. Por último, el Programa Iberoamericano de Derechos Humanos, Democracia e Igualdad busca reforzar instituciones democráticas y sólidas, que garanticen los derechos humanos y promuevan `una ciudadanía responsable, favoreciendo su empoderamiento y su participación`.

La financiación de la OEI -que cuenta con 160 millones de dólares al año de volumen de gestión de proyectos- se basa en las cuotas y aportaciones que realizan los veintitrés Estados miembros, así como contribuciones de instituciones, fundaciones y organismos para proyectos concretos.

En 2023, la Asamblea General de la ONU declaró a la OEI miembro observador asociado, y Unesco decidió mantenerla como miembro del comité de alta dirección del cuarto Objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) en representación de Iberoamérica, que se centra en la educación equitativa y de calidad.

Te puede interesar