Mejora de biodiversidad en el parque Gerês-Xurés

Asistentes a la jornada técnica que inauguraron Sandra Sarmento, Belén do Campo y Victoria Núñez.
photo_camera Asistentes a la jornada técnica que inauguraron Sandra Sarmento, Belén do Campo y Victoria Núñez.
Lobios acogio ayer las “II Xornadas Técnicas Transfronteirizas”

El territorio transfronterizo que abarca el Parque Nacional Peneda-Gerês portugués y el ourensano Baixa Limia-Serra do Xurés, protagonizarán un nuevo proyecto de cooperación transfronteriza (Poctep) de cara al 2025 para avanzar en el cuidado y preservación de este espacio natural y garantizar su desarrollo sostenible. Así lo anunció ayer la directora xeral de Patrimonio Natural, Belén do Campo, que, acompañada de la directora regional de la Conservação da Natureza e Florestas do Norte, Sandra Sarmento, presidieron la inauguración de las “II Xornadas Técnicas Xurés-Gerês” celebradas en Lobios. 

En su intervención, que estuvo precedida por la bienvenida de la jefa territorial Victoria Núñez, Do Campo dijo que “temos á experiencia e a oportunidade para seguir traballando da man en favor da conservación medioambiental e na mellora da biodiversidade”, a lo que Sarmento añadía la importancia de fortalecer los corredores ibéricos y la conectividad. “A conservación da natureza non ten fronteiras e, entre todos, afrontaremos mellor os retos da biodiversidade, das alteracións climáticas”, dijo.

La sede del parque natural en Lobios fue escenario de la presentación y puesta en común de las acciones desarrolladas en ambos espacios en el ámbito de la preservación medioambiental y de la biodiversidad, así como de las actuaciones de mejora en materia turística en relación con la gran ruta transfronteriza o el nuevo sendero para personas con diversidad funcional.

Flora, fauna y rutas

Una treintena de personas, entre responsables y trabajadores, tuvieron la oportunidad de conocer e intercambiar sus experiencias en materia de restauración de hábitats con una especial mención a las grandes problemáticas de estas áreas como son los grandes incendios forestales, la gestión de las especies exóticas invasoras, el furtivismo y la masificación turística; la mejora de la resiliencia frente al cambio climático; o el desarrollo del programa de introducción de especies como el águila real o la cabra montesa. 

Entre las primeras conclusiones extraídas de esta segunda edición de la jornada técnica transfronteriza, y que servirán de base para establecer una hoja de ruta para acometer nuevas iniciativas y actuaciones, los presentes subrayaron la importancia de la coordinación de la limpieza de las franjas de protección en la línea de la frontera para evitar que los grandes incendios acaben en el país vecino, así como proteger las especies autóctonas creando pequeñas plantaciones boscosas de pino silvestre y tejo -principalmente- para garantizar su supervivencia en caso de incendio. 

En este punto, los representantes de Portugal se ofrecieron a enviar plantas de semillas autóctonas procedentes del vivero que poseen en Amarante. Asimismo, se interesaron por conocer la situación del lobo y su afección sobre el territorio. Sobre la cabra montesa, proyecto de reintroducción que se inició hace 25 años en el Xurés ourensano con 30 cabras, que hoy rondan lo 1.000 ejemplares a ambos lados de la “raia”, los técnicos propusieron que se retomen los muestreos conjuntos y coordinados sobre el censo de la cabra montesa  tal y como se venía haciendo, hasta hace algunos años, por parte del personal de ambos parques.

Te puede interesar