Una joven sevillana, Pilar Fernández, activa alumbrado de la Feria de Abril

 Una joven sevillana, Pilar Fernández, ha activado a las cero horas de este domingo el botón que ha encendido el alumbrado de la Feria de Abril de Sevilla, un momento que “no voy a olvidar en la vida”, según ha manifestado la protagonista de este peculiar momento.

Tradicional alumbrado en El Real de la Feria de Abril de Sevilla
Tradicional alumbrado en El Real de la Feria de Abril de Sevilla
Una joven sevillana, Pilar Fernández, activa alumbrado de la Feria de Abril



Pilar Fernández se presentó a un concurso que hace cuatro años rompió la norma de que el alcalde sea el encargado de encender el alumbrado, como el propio primer edil, Juan Espadas, ha dicho nada más realizarse el acto, recordando que “nadie se lo creía, porque decían que tenía que ser cosa del alcalde”.

Por ello, ha indicado Espadas, “tras algunos años dedicándolo a los jóvenes o personas mayores, este año decidimos hacerlo universal, y abrimos el sorteo a cualquier persona que quisiera presentarse”.

Fueron 3.000 personas las que se presentaron, y la ganadora ha sido Pilar Fernández, que ha reconocido que tuvo que llamar al Ayuntamiento para confirmar que ella era la ganadora porque no se lo creía cuando la llamaron.

“He ensayado en casa apagando y encendiendo luces”, ha bromeado, para asegurar que lo vivido esta noche ha sido “pura magia”.

Ha sido la cuarta ocasión en la que un festival de sevillanas ha precedido al acto de encendido del alumbrado, presentando por la periodista Mila Ortiz, con la Banda Sinfónica Municipal de Sevilla, dirigida por Francisco Javier Gutiérrez Juan, y un abanico de artistas de primera línea dentro del género de las sevillanas, de la discográfica sevillana Adriático Récords.

Así, junto a la orquesta sevillana actuaron artistas como La Tralla, Somos del Sur, Melhaza, Rafa Serna, Cintia Merino, Los del Guadalquivir, y Brumas, con la Escuela de Danza Alberto Romero pondrá el baile a la noche.

La cita que ha arrancado esta noche ha tenido como protagonista la portada de la feria, inspirada en esta ocasión en el Casino de la Exposición de 1929, con una altura de 50 metros y con 24.000 bombillas, cuyo encendido ha dado paso a la cena del “pescaíto".

La feria de Sevilla se remonta a mediados del siglo XIX -1846- y su origen fue de índole ganadera e impulsada por dos concejales del Ayuntamiento, el vasco José María Ybarra y el catalán Narciso Bonaplata, y comenzó con 19 casetas.

La ciudad, desde esta medianoche, será lo más parecido a una urbe fantasma porque la mayoría de los sevillanos estarán en el recinto, donde predominarán los trajes de flamenca y donde la cerveza, el fino, la manzanilla o el rebujito -manzanilla mezclada con gaseosa- sustituirán al agua para sofocar el calor.