Papeles del rock

Jon Anderson, Yes y “Close To The Edge”: 50 años que se resisten a ser solo historia

Los integrantes de la banda británica Yes en una imagen del año 1972.
photo_camera Los integrantes de la banda británica Yes en una imagen del año 1972.

En 2018 Yes cumplieron 50 años de existencia haciendo una espectacular gira. De ella, quien suscribe estas líneas tuvo la inmensa fortuna de presenciar uno de sus conciertos en la edición correspondiente a aquel año del Sweden Rock Festival. Ahora, esta excelente banda, pionera del rock sinfónico y progresivo de los 70, celebra otra efeméride de la que no podía dejar de hacerme eco en estos “Papeles del rock”. El próximo 13 de septiembre uno de los discos más grandes de su historia, para muchos de sus fans el mejor de todos, “Close To The Edge”, cumplirá medio siglo de vida comercial desde que las primeras copias sacadas de la fábrica llegaron a las tiendas de discos de todo el mundo.

El legendario vocalista y líder de Yes, Jon Anderson, se adelantó casi un mes a la celebración oficial de esta efeméride, y el pasado 7 de agosto celebró el último concierto de una gira especial 50 aniversario del lanzamiento de “Close To The Edge” interpretando el álbum en su totalidad, junto con otros clásicos y sorpresas al lado de The Paul Green Rock Academy en el Ardmore Music Hall en Ardmore, Pensilvania. El concierto íntegro, un sensacional espectáculo que hará sin duda las delicias de todo seguidor del rock sinfónico.

La relación entre Jon Anderson y The Paul Green Rock Academy se remonta a hace ya casi veinte años. Debido al prestigio y la fama de esta escuela de música estadounidense, el líder de Yes aceptó hacer una serie de conciertos acompañado de los alumnos más aventajados de la academia en 2005. La experiencia resultó muy positiva para Anderson, quien accedió a repetir la gira tanto en 2006 como en 2008. Ahora, de nuevo la asociación entre ambos ha hecho posible realizar este excepcional concierto en el que además de la interpretación completa de “Close To The Edge”, varios clásicos de Yes acompañaron la celebración, enriquecida con originalísimos y magníficos arreglos, cantos corales, sección de viento y todos demás beneficios de tener una banda de acompañamiento con 25 jóvenes músicos. Paul Green declaró en torno a este concierto de celebración: “Habiendo hecho algunas de estas canciones en el pasado con Jon y mis alumnos, estaba deseando poder agregarlas a nuestro programa actual. Una vez hicimos ‘Close To The Edge’ y ‘And You And I’. En nuestra gira por varios estados del sur de Estados Unidos en abril, recordé la magia de escuchar estas canciones recreadas por músicos jóvenes... Luego, cuando escuché que este verano se cumplía el 50 aniversario del álbum, supe que tenía que hacerlo a lo grande. Jon estuvo de acuerdo”.

Anderson explicó por su parte: “Hay muchísimos momentos maravillosos en mi vida musical, pero estar en el escenario con estos jóvenes adolescentes interpretando canciones clásicas de Yes me hace sentir muy feliz y muy orgulloso de lo que fuimos capaces de hacer en el pasado y de cómo ha trascendido en el tiempo. Doy gracias al cielo por haberme permitido vivir esta experiencia”.

Por su parte, los otros Yes, llamémosles “oficiales”, anunciaron también este año una gira conmemorativa del 50 aniversario de “Close To The Edge”, en este caso por Europa, que se ha aplazado a mayo de 2023 ante el repunte de la Covid-19 que se produjo en todo el mundo a comienzos de 2022. Sin embargo, Steve Howe (guitarras), Geoff Downes (teclados), Jon Davison (voz), Billy Sherwood (bajo y coros) y Jay Schellen (batería y percusión) sí harán en el inminente otoño de este año 2022 los cuatro conciertos programados para Japón, tocando igualmente “Close To The Edge” en su integridad.

En cualquier caso y al margen del enfrentamiento entre los miembros de la formación que lo grabó, “Close To The Edge” sigue siendo una obra atemporal. Indudablemente, y en especial a lo largo de la década de los 70, Yes siguieron produciendo álbumes de una factura impecable, pero nunca superaron la brillantez rayana en la perfección de este disco. En este sentido, siempre defenderé que la principal razón que convirtió esta obra en un auténtico tesoro musical fue la química, tan visceral como sublime entre los músicos que formaban Yes en 1972. Este “line-up” solo hizo dos álbumes juntos, pero en cierto modo, dijeron todo lo que tenían que decir en este álbum. La combinación de las letras todavía con ese residuo psicodélico y surrealista de Jon Anderson con sus melodías vocales encajan perfectamente con algunos de los pasajes instrumentales más sorprendentes y con capas más intrincadas de la historia del rock. Pasajes que debemos en gran medida al pedigrí jazz-fusión de Bill Bruford en la batería, la elegancia con tintes clásicos de Rick Wakeman, el eclecticismo de Steve Howe y el estilo denso y ampuloso de Chris Squire como bajista.

Indudablemente, otra razón por la que este álbum sigue siendo una “masterpiece” es porque nunca cayó en el exceso de virtuosismo gratuito o abuso de recursos musicales demasiado complejos en los que cayeron muchos álbumes de rock progresivo durante el apogeo del género. En cambio, “Close To The Edge” -particularmente la suite principal de cuatro partes y 18 minutos- está increíblemente matizada, compuesta con un flujo y una economía de medios tan magistrales que cada solo, letra o riff se siente conectado y articulado en una estructura musical densa, pero nunca sobredimensionada artificialmente.

Incluso en su forma más compleja, como por ejemplo en “Total Mass Retain”, las ideas más simples brillan. Pero mientras que “Close To The Edge” puede ser el punto culminante inevitable del álbum, otras dos pistas excelentes completan el disco. “And You And I” es una épica composición que nos muestra al Steve Howe más melódico y emotivo al lado de una impresionante interpretación vocal de Jon Anderson, mientras que “Siberian Khatru” evoluciona instrumentalmente combinando rock, funk jazz-fusión, enfrentando el órgano burbujeante de Wakeman con el universo de Howe en la guitarra de manera magistral.

Desde un punto de vista lírico (y personal), Anderson estaba cada vez más interesado en explorar su lado espiritual. En particular, fue muy influenciado por la novela “Siddhartha” de Herman Hesse, en la que un hombre indio que vivía en la época de Buda experimenta un despertar interior a través del contacto con la naturaleza. Aunque seguiría desarrollando estos temas en el siguiente álbum de la banda, ‘Tales From Topographic Oceans’ de 1973, en ‘Close To The Edge’, estas visiones alcanzaron su punto máximo de claridad. Y musicalmente sentaron un precedente asombroso para la historia del rock progresivo que ninguna otra banda, incluidos los propios Yes, ha logrado alcanzar desde entonces.

Te puede interesar