El Ingreso Mínimo Vital cubre solo al 12% de los necesitados

Varias personas realizan cola para acceder a una oficina de la Seguridad Social.
photo_camera Varias personas realizan cola para acceder a una oficina de la Seguridad Social.

La Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales se quejan de excesiva burocracia 

La Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales advirtieron de que, cuatro años después de la implantación del Ingreso Mínimo Vital (IMV), la prestación “sólo llega al 12,2% de la población que vive bajo el umbral de la pobreza” y reprochó al Gobierno que no hubiese establecido “ninguna coordinación” con los servicios sociales municipales para incrementar su cobertura.

Asímismo, la asociación denunció las diferencias territoriales existentes entre comunidades que van desde el 24,5% de cobertura de población bajo el umbral de la pobreza en Euskadi al 5,9 en Baleares. Los gerentes de Servicios Sociales acusaron al ejecutivo de “no cumplir con el objetivo que se planteó de que en unos meses llegaría el IMV a las 850.000 familias que malviven en la pobreza extrema en nuestro país. Mientras tanto, la persistencia de las “colas del hambre” deberían, según la asociación, “avergonzar a los gobernantes” a los que acusa de “impericia del Gobierno en la gestión de la vacuna contra la pobreza, como calificaron el Ingreso Mínimo Vital”.

Personas beneficiadas del Ingreso Mínimo Vital
Personas beneficiadas del Ingreso Mínimo Vital

Según datos recopilados por la Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales en abril 589.948 familias fueron beneficiarias del IMV, con un total de 1.771.480 personas. El Ingreso Mínimo Vital engloba tanto la renta básica de subsistencia, para familias con ingresos por debajo de la renta garantizada, como el complemento de ayuda para la infancia que permite completar las rentas inferiores a 3 veces la renta garantizada.

Las familias que perciben la renta básica de subsistencia por tener ingresos inferiores a lo que se considera “renta garantizada” son “sólo”, según la entidad, 392.902 hogares (1.006.763 personas), el 2,1% de la población española. Asimismo, recordó que la previsión inicial, cuando el IMV se implantó en 2020, era llegar a 850.000 que se encuentran en situación de pobreza severa (17% de la población española, 2,3 millones de personas).

“La realidad es que sólo se ha alcanzado el 46,2% de cobertura de la pobreza severa”, explicó el colectivo. Y, añadieron, si se toma como referencia el riesgo de pobreza, actualmente hay en España 8.260.000 en esa situación, al estar por debajo del 60% de la mediana de ingresos. En consecuencia, el IMV “sólo” llega al 12,2% de las personas en riesgo de pobreza.

A nivel territorial, la asociación insistió en las “grandes diferencias” en esta implantación entre Comunidades Autónomas. El IMV llega a más del 20% de la población bajo el umbral de pobreza en País Vasco (24,6%), Ceuta (23,5) y Melilla (22,6%), pero no llega al 10% en Castilla La Mancha (8,7%), Cataluña (8,6%), Canarias (8,3%) y Baleares (5,9%).

Más próximas a la media nacional del 12,2%, se encuentran comunidades como Navarra (17,7%), Asturias (16,5%), La Rioja (15,8%), Andalucía (14,4%), Aragón (13,6%), Madrid (13,07%), Extremadura (13,4%), Cantabria (12,2%), Castilla y León (12,17%), Comunidad Valenciana (11,01%), Galicia (10,9%). La Asociación de Directores y Gerentes en Servicios Sociales considera que es “necesario un impulso para incorporar el IMV en la gestión a los servicios sociales de atención primaria”.

Te puede interesar