Atlántico

Los incendios de Indonesia amenazan el frágil hábitat de los orangutanes

Cientos de orangutanes mueren cada año en Sumatra y Borneo, donde la fragmentación de los grupos por la construcción de carreteras, el aceite de palma y otros cultivos e industrias amenazan a la especie.

Los incendios de Indonesia amenazan el frágil hábitat de los orangutanes
Los devastadores incendios que arrasan Indonesia desde principios de este mes amenazan el hábitat de los orangutanes, especie en peligro de extinción, y han obligado al rescate de varios ejemplares, indicaron este miércoles organizaciones conservacionistas.

Los incendios, que a menudo son intencionados para abrir camino a plantaciones, han arrasado cientos de miles de hectáreas, afectan sobre todo la isla de Sumatra y Borneo, las únicas donde existen orangutanes.

"A los orangutanes que sobreviven los incendios no les queda nada para comer y mueren de inanición, o se quedan aislados sin poder volver al bosque y al acceder a cultivos o poblados están en riesgo de ser atacados", dijo a Efe la bióloga española y directora de la organización International Animal Rescue (IAR), Karmele Llano Sánchez.

El último de los rescates tuvo lugar el lunes en el pueblo de Sungai Awan Kiri, en la provincia de Borneo Occidental, una de las más afectadas por los incendios, donde dos orangutanes fueron hallados en medio de un campo calcinado por las llamas en el que solo quedaban unos pocos árboles.

El rescate fue un esfuerzo conjunto de la agencia de conservación indonesia (BKSDA) e IAR y acarreó la sedación de los orangutanes, un macho que recibió el nombre de Bara y una hembra que fue llamada Arang, ambos de unos 20 años de edad.

Los simios, uno de los cuales tenía un perdigón en el rostro, serán tratados en el centro de rehabilitación de IAR antes de ser reintroducidos en el parque nacional Gunung Palung, a unos 100 kilómetros de donde fueron encontrados y donde viven más de 2.500 ejemplares.

El presidente de IAR, Tantyo Bangun, indicó que la temporada de rescates "no ha hecho más que comenzar" y aseguró que los "efectos durarán hasta un año después de los incendios", según lo aprendido en 2015, el peor año de incendios en dos décadas y en el que fueron rescatados más de 40 de estos primates.

Por su parte la organización Borneo Orangutan Survival Foundation (BOS) advirtió que sus operaciones en las provincias de Borneo Central y Borneo Oriental se han visto afectadas y cientos de miles de hectáreas se ven amenazadas por los incendios.

Cientos de orangutanes mueren cada año en Sumatra y Borneo, donde la fragmentación de los grupos por la construcción de carreteras, el aceite de palma y otros cultivos e industrias amenazan a la especie.

El Gobierno estima que 71.640 orangutanes viven entre las islas de Sumatra y de Borneo -la cual Indonesia comparte con Malasia y Brunei-, aunque la población está en declive, según un estudio gubernamental publicado en 2017.