Salud

La esperanza de vida crecerá hasta cinco años en el 2050

Una mujer mayor sostiene la mano de una mujer más joven.
photo_camera Una mujer mayor sostiene la mano de una mujer más joven.
Se prevé que el aumento en países donde ahora es menor contribuya a la convergencia mundial 

Los últimos hallazgos del Estudio sobre la Carga Global de Enfermedades (GBD) 2021, publicados en “The Lancet”, pronostican que la esperanza de vida global aumentará en 4,9 años en los hombres y 4,2 años en las mujeres entre 2022 y 2050. 

Así lo aseguran investigadores del El Instituto de Evaluación y Medición de la Salud (IHME), una organización de investigación independiente de la Universidad de Washington, en Estados Unidos.

En concreto, según este trabajo, se espera que los aumentos sean mayores en los países donde la esperanza de vida es menor, lo que contribuirá a una convergencia del aumento de la esperanza de vida en todas las geografías. La tendencia está impulsada en gran medida por las medidas de salud pública que han prevenido y mejorado las tasas de supervivencia de enfermedades cardiovasculares, covid-19 y una variedad de enfermedades transmisibles, maternas, neonatales y nutricionales (CMNN).

Este estudio indica que el cambio actual en la carga de morbilidad hacia enfermedades no transmisibles (ENT) -como enfermedades cardiovasculares, cáncer, enfermedad pulmonar obstructiva crónica y diabetes- y la exposición a factores de riesgo asociados a las ENT -como obesidad, presión arterial alta, una dieta no óptima y el tabaquismo tendrán el mayor impacto en la carga de morbilidad de la próxima generación.

A medida que la carga de morbilidad continúa pasando de CMNN a ENT y de años de vida perdidos (YLL) a años vividos con discapacidad (YLD), se espera que más personas vivan más tiempo, pero con más años con mala salud. 

Se prevé que la esperanza de vida mundial aumente de 73,6 años en 2022 a 78,1 años en 2050 (un aumento de 4,5 años). 

La esperanza de vida saludable a nivel mundial (HALE, por sus siglas en inglés), es decir, el número promedio de años que una persona puede esperar vivir con buena salud, aumentará de 64,8 años en 2022 a 67,4 años en 2050 (un aumento de 2,6 años).

Para llegar a estas conclusiones, el estudio pronostica la mortalidad por causas específicas; YLL; YLD; años de vida ajustados por discapacidad (AVAD, o años de vida saludable perdidos debido a mala salud y muerte prematura); esperanza de vida; y HALE desde 2022 hasta 2050 para 204 países y territorios.

“Además de un aumento en la esperanza de vida en general, hemos descubierto que la disparidad en la esperanza de vida entre geografías disminuirá”, apunta Chris Murray, catedrático de Ciencias de Métricas de la Salud de la Universidad de Washington y director del Instituto de Métricas de la Salud y Evaluación (IHME). 

“Este es un indicador de que, si bien las desigualdades en salud entre las regiones de ingresos más altos y más bajos se mantendrán, las brechas se están reduciendo y se anticipan los mayores aumentos en el África subsahariana” explica Murray.

Te puede interesar