La Cumbre del Clima crea un fondo para países vulnerables

Dubái acoge la Cumbre del Clima.
photo_camera Dubái acoge la Cumbre del Clima.
Acuerdo en la primera jornada para destinar 600 millones de euros a paliar el caos climático

La XXVIII Conferencia de las Partes de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU logró en su primer día un acuerdo multilateral para poner en marcha el Fondo de Pérdidas y Daños con promesas de aportación inicial del entorno de los 600 millones de dólares. Este mecanismo era uno de los flecos heredados de la anterior cita climática, la COP27 celebrada hace un año en Egipto, y su objetivo es ayudar a los países en desarrollo para afrontar los efectos adversos. Se trata del primer acuerdo alcanzado en la COP28, que fue inaugurada ayer en Dubái y que se prolongará hasta el 12 de diciembre.

El presidente de la COP28, el sultán Al Jaber, celebró la puesta en marcha de este fondo, al que definió como “histórico” para ayudar a los países en desarrollo, los más vulnerables a los efectos adversos del cambio climático. “Este Fondo apoyará a miles de millones de personas, vidas y medios de subsistencia que son particularmente vulnerables a los efectos del cambio climático”, manifestó el sultán.

El nuevo fondo -que se acordó en la COP27- entraba ayer en funcionamiento después de un acuerdo alcanzado por las partes en cinco reuniones del comité de transición con la COP28. La quinta reunión de transición tuvo lugar a principios de noviembre en Abu Dhabi. Para su puesta en marcha, Emiratos Árabes Unidos, en calidad de anfitrión de la cumbre, anunció que aportará 100 millones de dólares para allanar el camino a otros países, ya que Al Jaber pidió a las naciones que sigan su ejemplo y comprometan “inmediatamente” recursos a este mecanismo.

Europa aporta 250 millones

Precisamente, España, en representación de la Presidencia de la UE, anunció que los 27 países aportarán 250 millones de euros al mismo fondo. Fuentes gubernamentales han señalado estos días que se espera que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, realice algún anuncio en ese sentido durante su participación en el cónclave climático hoy viernes.

“Lo que se prometió en Sharm El Sheikh ya se cumplió en Dubái”, celebró el presidente de la COP28, que elogió la velocidad con la que el mundo se ha unido para poner en funcionamiento este fondo en menos de un año desde Sharm El Sheik y agradeció el “arduo trabajo” de su equipo para hacer posible este acuerdo en el primer día de la Cumbre.  

Este fondo permitirá a los países menos desarrollados afrontar los peores efectos del cambio climático, incluso si el mundo cumple con los objetivos, porque un nivel fijo de calentamiento ya afecta a las comunidades más vulnerables por tormentas, inundaciones, reducción de la productividad agrícola y aumento del nivel del mar.

La ONU califica como “pasos de bebé” el ritmo de los acuerdos 

El secretario ejecutivo de la Convención Marco de Cambio Climático de la ONU, Simon Stiell, denunció que la comunidad internacional está dando pequeños pasos “de bebé”, “demasiado lentos”, en un mundo “inestable y carente de resiliencia” para encontrar las mejores respuestas a los complejos impactos climáticos y solicitó que todas las partes aceleren la acción, muestren su compromiso y sean claros y transparentes porque el mundo les hará “rendir cuentas de lo que hagan o dejen de hacer”.

Así lo manifestó en su discurso en la Cumbre donde incidió en la importancia de poner en marcha la acción climática después del año “más caluroso jamás vivido por la humanidad” en la que se batieron “muchísimos récords aterradores” que se están pagando con vidas y con los medios de subsistencia de la población.

Así, parafraseando al secretario general de la ONU, Antonio Guterres, reiteró que el planeta está “al borde del precipicio”. Stiell urgió a hacer más para que “todos” los habitantes del planeta estén seguros, financiar “adecuadamente” la transición ecológica, incluida la respuesta al mecanismo de pérdidas y daños, apostar por un nuevo sistema energético y poner fecha al final de la era de los combustibles fósiles. No obstante, aseguró que “si la transición no es justa, no se hará ninguna transición”. Eso, en su opinión, significa justicia entre los países; compartir beneficios en toda la sociedad; garantizar que todos en su diversidad --mujeres, jóvenes, indígenas-- tengan las mismas oportunidades para beneficiarse de estas transiciones.

Te puede interesar