Sociedad

Crean un grafeno poroso para usar en electrónica

Sociedad

Crean un grafeno poroso para usar en electrónica

Los científicos que participaron en el proyecto sobre el grafeno.
photo_cameraLos científicos que participaron en el proyecto sobre el grafeno.

Investigadores gallegos, catalanes y vascos participaron en el proyecto

  Investigadores españoles desarrollan con éxito una membrana de grafeno con poros cuya medida, forma y densidad se pueden modificar con precisión atómica, lo que podrá tener aplicaciones en electrónica, filtros y sensores avanzados. Este es el resultado de las investigaciones que llevaron a cabo conjuntamente el Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2), el gallego Centro Singular de Investigación en Química Biolóxica e Materiais Moleculares (CiQUS) y el Donostia International Physics Center (DIPC). 
En rueda de prensa, el investigador Aitor Mugarza, del ICN2, explicó que "nanoestructurar el grafeno con precisión atómica permitirá que tenga nuevas propiedades y nuevas aplicaciones, sobre todo en química y biología".
Según Mugarza, el grafeno "es un material de partida muy interesante", pero con el desarrollo de los poros, las propiedades del nuevo material "son muy distintas".
Hasta ahora, el grafeno había llegado al mercado en aplicaciones de baja tecnología, es decir, mecánicas, aunque también se desarrollan pantallas de móviles flexibles, algo que los investigadores quieren mejorar con el grafeno poroso.
Para conseguir los poros en el material, han adoptado una estrategia "ascendente", con la cual, en vez de perforar un material para lograr que sea poroso, seguieron los principios del autoensamblado molecular para, a partir de varias piezas, construir un gran puzzle.
La presencia de poros en el grafeno puede modificar sus propiedades básicas, por ejemplo, hacerlo permeable y útil como tamiz, y si se combina con las propiedades intrínsecas asociadas a este material, que es más fuerte que el diamante, lo convierte en un candidato excelente para desarrollar filtros más duraderos, selectivos y energéticamente eficientes para sustancias pequeñas, como gases de efecto invernadero, sales o biomoléculas. 
Según explicó Aran García-Lekue, del DIPC, es indispensable que un material para fabricar dispositivos electrónicos permita encender y apagar la corriente, es decir tener un "on" y un "off", algo con lo que sí cuenta el silicio pero que hasta ahora no tenía el grafeno. Ahora los investigadores empezarán a probar todas las aplicaciones que puede tener y buscarán empresas para licitar este nuevo material. 

Más en Sociedad
Comentarios