Sociedad

El confinamiento agudizó los casos de violencia filiopaternal

Sociedad

Sociedad

El confinamiento agudizó los casos de violencia filiopaternal

Una madre muestra su desesperación después de mantener un conflicto con su hija.
photo_camera Una madre muestra su desesperación después de mantener un conflicto con su hija.
Los expertos abogan por educar en valores para prevenir estos delitos, que ya fueron 5.000 en 2019

El confinamiento por la pandemia de covid-19 provocó un agravamiento de los casos de violencia filio-parental, que según dijo el experto en derecho penal Alfredo Abadías solo se puede prevenir con la educación en valores, como el respeto a la autoridad y la tolerancia a la frustración. Abadías es profesor del Máster en Derecho Penal Económico de la Universidad Internacional de La Rioja (UNIR) y vocal de la Sociedad para el Estudio de la Violencia Filio-Parental (SEVIFIP). Constató que las tensiones familiares se agudizaron con las duras condiciones del confinamiento de la pasada primavera, que obligó a convivir a padres e hijos durante casi tres meses.
Aunque durante el confinamiento hubo medidas para prevenir la violencia machista en el hogar, ha lamentado que "nadie se acordó de las situaciones de violencia filio-parental". Relatado que los padres no podían ir a la calle a denunciar la violencia ejercida por sus propios hijos y en el posconfinamiento comenzaron a salir a la luz solo los casos en los padres se atrevieron a buscar ayuda, cuando la situación ya era "insoportable".
Aún no hay datos judiciales actualizados sobre este tipo de denuncias, aunque Abadías ha constatado que, durante el confinamiento, cada semana aparecían en los medios de comunicación casos de este tipo, algunos de ellos "muy potentes". Los datos de la Memoria de la Fiscalía General del Estado publicados en 2020, pero correspondientes al año pasado, ya registraron un incremento de este tipo de delitos, con más de 5.000 casos denunciados en los juzgados. Durante 2020, auguróque habrá un número similar de delitos de violencia filio-parental, pero "cualitativamente" serán "mucho más graves", con agresiones "más violentas".

“la diana", madres solteras
El experto resaltó que uno de los colectivos más perjudicados son las madres que educan solas a sus hijos, quienes en situación de confinamiento eran "mucho más vulnerables" que antes, que ya constituían una "diana especial" para los hijos violentos. Para prevenir esta situación, abogó por educar en valores como el respeto desde las propias familias, que son las que tienen que inculcar a los hijos que "existen barreras infranqueables" como los insultos hacia sus padres.
Además, recomendó trabajar la tolerancia a la frustración de los hijos y enseñarles a aceptar el principio de autoridad de sus padres y de los estamentos de la sociedad. "Algunos de estos chavales que acuden a declarar a un juzgado, sueltan palabrotas, no son educados, se muestran desafiantes hacia fiscales y jueces porque no reconocen el principio de autoridad", ha asegurado. Pero si las familias no pueden educar en este sentido, hay que proporcionarles los medios para lograrlo, con herramientas como las escuelas de padres, cuya organización se redujo tras la crisis de 2008, indicó.
Otra cuestión preventiva sería conseguir una sociedad con "valores sólidos", como respeto y honestidad, pero actualmente lo que prima son mensajes como "ganar dinero rápido y a pesar de lo que sea, sin esfuerzo", opinó e indicó que en los centros educativos tampoco se respeta la autoridad, porque la figura del maestro está totalmente desprestigiada. 

Más en Sociedad
Comentarios