Sociedad

La candidata a vacuna europea interrumpe sus ensayos clínicos

Sociedad

Sociedad

La candidata a vacuna europea interrumpe sus ensayos clínicos

Una investigadora realiza un ensayo durante la investigación de la vacuna contra el coronavirus.
photo_cameraUna investigadora realiza un ensayo durante la investigación de la vacuna contra el coronavirus.
AstraZeneca confirma la aparición de una enfermedad "inexplicable" en uno de los participantes

n n nAstraZeneca decidió ayer pausar el ensayo de la vacuna que desarrolla contra el covid-19 debido a la aparición de "una enfermedad potencialmente inexplicable" en uno de los participantes del mismo, un movimiento que la compañía describió como "rutinario". "Como parte de los ensayos globales controlados y aleatorizados en curso de la vacuna contra el coronavirus de Oxford, nuestro proceso de revisión estándar pausó la vacunación para permitir la revisión de los datos de seguridad", indicó la compañía en un comunicado. "Es una acción rutinaria que tiene que hacerse siempre que haya una enfermedad potencialmente inexplicable en uno de los ensayos" añadió AstraZeneca, según recogió la prensa estadounidense.
En este contexto, AstraZeneca aseguró que trabaja para "acelerar la revisión" de este "evento único" con el objetivo de "minimizar cualquier impacto potencial en la línea de tiempo del ensayo". Asimismo, aseguró que está "comprometida" con la "seguridad" de los participantes en el estudio, al tiempo que destacó los "más altos estándares de conducta" de sus ensayos.
Interrumpir los ensayos en estas últimas fases (ya en personas) en la que se encuentra la vacuna de AstraZeneca y la Universidad de Oxford, no tiene por qué ser interpretado siempre como algo negativo. El español Lluís Montoliu, científico del Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) y experto en edición genética, apuntó ayer en su cuenta de Twitter que se debería aprovechar esta noticia para convertirla en algo "positivo y esperanzador". 

"ante todo seguridad"
"Aparece un resultado negativo, inesperado, se detiene el ensayo por precaución y se investiga para ver qué puede haber pasado. Ante todo seguridad, luego nos preocuparemos de la eficacia", subrayóMontoliu. Pero aunque parar los ensayos de una vacuna o medicamento no sea excepcional, la decisión acaparó toda la atención del mundo, que desde el inicio de la pandemia aprendió a seguir día a día los desarrollos de la investigación científica, en la que habitualmente los caminos no suelen ser rectos y ni despejados.
Desde Bruselas, el vicepresidente del Ejecutivo comunitario, Maros Sefcovic, indicó que una pausa de este tipo "puede suceder de manera normal en cualquier ensayo clínico" y que "un único evento no es suficiente para sacar conclusiones en firme".Además, hizo hincapié en que "la CE nunca comprometería la seguridad o el tiempo necesario para asegurarla en los ensayos clínicos. Que sea segura es un requisito fundamental en cualquier vacuna".
La pausa en los ensayos es, para el ministro británico de Sanidad, Matt Hancock, "obviamente un desafío para esta particular vacuna", pero no "necesariamente" un revés, pues depende de lo que los expertos encuentren cuando haga la investigación sobre lo sucedido. 

El Gobierno y las comunidades acuerdan una estrategia de vacunación común para el covid

El Ministerio de Sanidad acordó ayer con las comunidades autónomas, en el seno del Consejo Interterritorial del sistema Nacional de Salud, un nuevo paquete de medidas de coordinación entre todas las administraciones para reforzar las acciones dirigidas a hacer frente a la epidemia. Entre estas medidas se encuentra la puesta en marcha de una estrategia de vacunación común contra el covid-19 y la creación de un registro estatal.
La puesta en marcha de una estrategia de vacunación común se llevará acabo de forma conjunta con las CCAA, y será aprobada en el Pleno del CISNS, "teniendo en cuenta la opinión de expertos en bioética y de sociedades científicas". Mientras, las comunidades se comprometen a disponer de todos los materiales, equipos y recursos necesarios para la administración de las vacunas que provea el Ministerio de Sanidad.
Además, desde el departamento que dirige Salvador Illa, se creará un registro estatal de vacunación frente al SARS-CoV-2, con información de las CCAA y las Ciudades Autónomas de Ceuta y Melilla. La Declaración de Actuaciones Coordinadas presentada ayer "responde a la necesidad de reforzar las medidas de control del covid-19 con una mayor vigilancia y control y minimizar así los riesgos para la salud de los grupos vulnerables y de la población en general".
Por otra parte, Sanidad y las CCAA acordaron realizar tres nuevas oleadas del estudio nacional de Seroprevalencia, en octubre de este año, en febrero y en junio de 2021. En su anterior edición, señalan, "el estudio ha obtenido un amplio reconocimiento de la comunidad científica internacional". "En su momento, ha constatado una inmunidad del 5% de la población española. Con esta nueva realización, permitirá ampliar el conocimiento de la evolución de la pandemia, obteniendo una fotografía de su evolución", explican.
Sanidad recuerda que "todas las acciones, como se viene haciendo desde el inicio de la pandemia, no son estáticas. Se deben adaptar a la situación de cada momento, según la evolución epidemiológica". Así, añaden, las medidas adoptadas ayer "muestran una vez más la cogobernanza llevada a cabo entre el Ministerio y las CCAA. n 

Comentarios