Atlántico

SOCIEDAD

Aumenta el calor y la polémica sobre las bebidas energizantes

Los jóvenes son los que más dosis ingieren a pesar de los riesgos para la salud
Terrazas del centro de Vigo se llenan durante las vacaciones de verano.
Terrazas del centro de Vigo se llenan durante las vacaciones de verano.
Aumenta el calor y la polémica sobre las bebidas energizantes
n n n Difícil encontrar un kiosco en el que no se vendan bebidas energizantes cerca de plazas e, incluso, de parques infantiles. De esta forma, se le facilita a los jóvenes el consumo de taurina, así como de grandes dosis de cafeína y azúcar.
Con estos componentes, este tipo de bebidas va dirigada a pesonas que quieran aumentar su energía y rendimiento físico. Sin embargo, el perfil medio del consumidor de estos productos se centra en jóvenes de 20 a 30 años, independientemente de sus condiciones físicas. Oxor 24 horas, un pequeño establecimiento de Camelias, asegura que, en verano y en los fines de semana, la demanda aumenta. Por lo tanto, se relaciona a este tipo de bebidas con ámbitos sociales y de ocio más que deportivos.
A pesar de las advertencias sanitarias por parte de la Organización Mundial de la Salud, las ventas de estas bebidas continúan siendo altas. Obesidad, hipertensión, insomnio, dependencia o probelmas en el sistema nervioso son algunos de los posibles efectos adversos. 
El Colegio Oficial de Dietistas.Nutricionistas de Galicia, asegura que las bebidas energizantes "no eliminan la fatiga muscular ni el agotamiento, inhibe temporalmente la sensación de decaimiento, pero se incrementa al acabar su efecto". Además, advierten que los niños son más sensibles a los "efectos estimulantes de las altas dosis de cafeína de estas bebidas, que pueden llegar a ser el equivalente a tomarse 3 tazas de café. Esta elevada cantidad de cafeína puede producir alteración a nivel cardíaco y a nivel nervioso. En cuanto a las dosis de azúcar que contienen aumentan el riesgo de diabetes, sobrepeso y obesidad infantil".
Según datos oficiales de la Autoridad Europea de la Seguridad Alimentaria, el 68% de los adolescentes (entre 10 y 18 años) y el 18% de niños, entre 3 y 10 años, consume bebidas energizantes. La legislación española permite la venta a menores aunque obliga a advertir en su etiquetado que "los niños y las embarazadas" no lo deben consumir. Se abre así un debate sobre si se debería regular la venta de productos como RedBull o Monster en menroes. Las redes se movilizaron para defender esta idea a través de campañas como #notforchildren o #stopbebidasexcitantes teniendo en cuenta que existen algunos países en los que ya se impusieron unas restricciones. Es el caso de México y Hungría, ya que ambos agravaron las tasas en este tipo de bebidas. Suecia decidió prohibir la venta a los menores de 15 años y autorizó únicamente a las farmcias como punto de distribución. n