Salud

La radiación del móvil no altera el volumen del cerebro en los jóvenes

Salud

SALUD

La radiación del móvil no altera el volumen del cerebro en los jóvenes

Dos jóvenes consultan sus respectivos teléfonos móviles.
photo_cameraDos jóvenes consultan sus respectivos teléfonos móviles.
n n n La exposición a móviles no se asocia con alteraciones del volumen del cerebro en adolescentes, según un estudio del Instituto de Salud Global de Barcelona (ISGlobal) que ha explorado la relación entre las dosis de campos electromagnéticos de radiofrecuencia y el volumen cerebral de 2.500 menores holandeses. Aunque el estudio, descarta este vínculo, sí sugiere una posible asociación entre el uso de dispositivos para navegar por internet con conexión wifi y un menor volumen del núcleo caudado del cerebro. Según explica Alba Cabré, investigadora de ISGlobal y primera autora del estudio, "el uso de dispositivos móviles por parte de menores lleva tiempo generando preocupación por sus posibles consecuencias negativas para la salud y una de las inquietudes es la exposición a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia (CEM-RF) emitidos por estos aparatos, ya que el cerebro adolescente está en fase de desarrollo".
La mayoría de los estudios anteriores habían evaluado la asociación entre las diferentes fuentes por separado de CEM-RF y el desarrollo del cerebro, sin hallar asociaciones claras. Esta nueva investigación se propuso analizar alteraciones en los volúmenes del cerebro con un enfoque integrador de varias fuentes de CEM-RF, y analizó datos de más de 2.500 menores de entre 9 y 12 años de la cohorte Generation R Study de Rotterdam (Países Bajos). 
La madre o el padre informó mediante un cuestionario sobre el uso de dispositivos móviles de sus hijos y los investigadores estimaron la dosis que recibe el cerebro de diferentes fuentes de CEM-RF para agruparlos en tres patrones de exposición: llamadas telefónicas, usos de pantalla de dispositivos móviles y otros factores ambientales, como las antenas de telefonía móvil. También hicieron una resonancia magnética a los niños para conocer los volúmenes de diferentes partes del cerebro y los resultados mostraron que la dosis total de CEM-RF no se asociaba con alteraciones en el volumen del cerebro ni de sus lóbulos, ni tampoco al realizar llamadas telefónicas, el mayor contribuyente a la dosis total de CEM-RF que recibe el cerebro. Por el contrario, sí que se halló un vínculo entre un menor volumen del núcleo caudado –una parte del cerebro que interviene en la memoria y en la coordinación de movimientos– y la dosis de CEM-RF de dispositivos con pantallas –móvil, tableta y ordenador portátil– cuando se usaban para navegar por internet mediante conexión wifi.n