Salud

Evitar digestiones pesadas en Navidad

Salud

¡Somos lo que comemos!

Evitar digestiones pesadas en Navidad

Comer masticando bien cada alimento, reduce los síntomas de digestiones pesadas.
photo_cameraComer masticando bien cada alimento, reduce los síntomas de digestiones pesadas.

Las digestiones pesadas y el reflujo ácido son problemas muy asociados a las comidas copiosas en celebraciones. Y es que en estas fechas a menudo abusamos en platos repletos de azúcar, salsas grasas, condimentos, café, alcohol y otros alimentos poco habituales que finalmente lastíman el estómago y provocan acidez. Una de cada cinco personas sufren de ardor estomacal acompañado de uno o varios de los síntomas comunes de indigestión conocidos como mal sabor de boca, náuseas, dolor, entre otras alteraciones. Ciertas comidas y hábitos de estilo de vida pueden desatar estos problemas. 
El consejo dietético puede ayudar a mantener la calma y controlar los síntomas, por lo que es necesario evitar los alimentos y bebidas señalados como desencadenantes comunes de este problema.
Es recomendable estar atentos y apartar de la dieta productos como las especias, principalmente el chile, la pimienta cayena y la pimienta negra, limitar las frutas cítricas (naranjas, limones y pomelos..), tomates, cebollas, chocolate, café y té. Otra buena baza preventiva incluye retirar de la alimentación los refrescos, las bebidas con gas y con base de cola. Cuando el reflujo y la acidez estomacal se produce de forma ocasional y no constituye una gravedad mayor, puede ser suficiente con evitar estos alimentos y aplicar a mayores, otras  medidas dietéticas como:
1) Combinar los platos densos en grasa con otros pobres en ella. Es aconsejable seleccionar recetas simples con verduras para acompañar otras preparaciones, esto  puede mantener a raya el exceso en grasas que enlentece las digestiones. En las comidas posteriores a las festivas, organizar preparaciones con frutas, verduras y pescado con poca grasa, mejora la digestión.  
2) Tomar raciones más pequeñas y más frecuentes. 
3) Comer despacio. Masticar sin prisa cada bocado de alimento evita tragar aire y ayuda el proceso digestivo.
4) Cenar con suficiente antelación (2 a 3 horas) antes de acostarse. Este tiempo permite vaciar el contenido gástrico y dormir sin molestias. 
5) Considerar los efectos secundarios de los medicamentos. Algunos fármacos producen ardor de estómago, si es el caso, conviene asegurar con su médico otras alternativas.
6) Evitar el tabaco y las prendas de ropa ajustadas a la cintura. El tabaco relaja el esfínter esofágico y la vestimenta ajustada aumenta la presión abdominal. 
7) Procurar una postura con leve inclinación del torso después de comer,  esta  aliviará la presión de reflujo. 

Envíe sus dudas a: 
[email protected]

Más en Salud
Comentarios