Salud

Calor extremo: peligro de muerte

Salud

SALUD

Calor extremo: peligro de muerte

El verano es una de las estaciones del año más deseadas sobre todo por el sol y el aumento de las temperaturas. Sin embargo, cuando el calor es extremo entraña un serio peligro para las personas, provocando varias patologías que pueden llevar incluso a la muerte.
La llegada del calor, muy deseada por parte de la población para acudir a la playa o la piscina, máxime en un año marcado por el coronavirus, el calor extremo es para otra gran parte un peligro para su salud. Ante esta situación, los principales consejos son limitar la exposición al sol, mantenerse en lugares bien ventilados, ingerir comidas ligeras y ricas en agua y sales minerales, beber frecuentemente agua o líquidos, vestir ropas ligeras y claras y evitar ejercicios físicos prolongados en las horas centrales del día.
Son numerosos los estudios que se han realizado sobre las patologías que afectan a las personas, pero cuando la temperatura media ambiental alcanza los 42 grados centígrados puede duplicar o incluso triplicar el número de muertes por patologías cardiovasculares, una situación ante la que algunas regiones del planeta son "especialmente vulnerables", advierte una investigación coordinada por las universidades de Harvard (Boston) y Kuwait. Recuerda que el calentamiento global no se distribuye por igual en el mundo, sino que en algunas zonas las temperaturas están subiendo más que en otras.
El estudio, elaborado por cardiólogos, especialistas en salud ambiental y epidemiólogos, plantea que el aumento de la temperatura en las regiones más cálidas del mundo tendría efectos en el organismo que podría disparar el número de muertos por patologías cardiovasculares. Y es que cuando la temperatura interna del cuerpo aumenta, el organismo trata de enfriarse desplazando la sangre de los órganos a la parte inferior de la piel pero, para eso, el corazón tiene que bombear más sangre y someterse a un estrés significativamente mayor. Según indican estos expertos, los hombres y las personas en edad de trabajar son quienes pueden correr un mayor riesgo.
Pero no solo es el corazón el que sufre el impacto directo del calor.  Los urólogos afirman que los cálculos en el aparato urinario llegan a incrementarse un 30% durante los meses de verano , según la estadística de consulta en el Hospital Vithas Medimar de Alicante. En ese sentido, explican que existen una serie de factores ambientales como la exposición al calor, el tipo de trabajo y el ejercicio físico que interfieren en esta casuística.
El urólogo Bartolomé Lloretdetalla que "el calor ambiental es uno de los agentes más reconocidos de riesgo, siendo la litiasis más frecuente en climas cálidos; las altas temperaturas en el lugar de trabajo condicionan pérdidas insensibles de agua por la alta transpiración".
Por ello, afirma que "la tasa de cálculos es 3,5 veces mayor en trabajadores sometidos a una temperatura constante, superior a los 30 grados, que en aquellos cuyo trabajo se realiza entre los 20 y los 25 grados". Asimismo, comenta que el ejercicio físico vigoroso, especialmente en verano, "puede causar deshidrataciones periódicas y mayor concentración de cristales en la orina". 
También destaca que existen otros factores de riesgo "como es una alta ingesta de proteína animal, una baja ingesta de líquidos, una alta ingesta de sodio y una alta ingesta de oxalato (sustancia presente en algunos alimentos de origen vegetal y que puede producir piedras)".n