La oposición cree que es un paso hacia la 'nacionalización' y atenta contra la libertad económica

Venezuela refuerza por ley el control sobre los bancos

La Asamblea Nacional (AN) venezolana aprobó ayer una reforma legal que declara a la banca como un 'servicio público', una medida que la oposición rechazó y consideró un 'primer paso hacia la nacionalización' del sector.
La llamada Ley de Instituciones del Sector Bancario fue aprobada por la amplia mayoría oficialista en la AN, de 167 miembros, con el voto negativo de la veintena de diputados opositores, que criticó que durante la discusión no se analizaron con profundidad más de 200 artículos y disposiciones transitorias de la norma. La Asamblea Nacional, cuyo mandato termina a primeros de enero, cuando se constituirá la nueva Cámara surgida de las elecciones de septiembre, está en sesión permanente desde hace días para aprobar una serie de normas propuestas por el grupo del Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV), del presidente Hugo Cávez.

La nueva ley declara a la banca como 'servicio público' y los bienes relacionados con el sector como de 'utilidad pública', lo que el diputado opositor Juan José Molina calificó como un 'primer paso' hacia la nacionalización' de ese importante sector de la economía. 'Se atenta contra la libertad económica, contra la garantía constitucional del derecho que tiene de los ciudadanos a la libre competencia, a la iniciativa comercial. Con esta ley se da el primer paso hacia la estatización de la banca', declaró Molina, que calificó como 'anormal' que los servicios conexos a la banca, como 'las empresas de transporte de valores, las casas de bolsa, entre otras 'que no tienen nada que ver' con el sector, se declaren de 'utilidad pública'.


HORARIOS, SUPERVISADOS

El oficialismo defiende que la reforma legislativa garantiza legalmente la 'protección a los usuarios' de la banca ante 'cualquier irregularidad', según explicó el presidente de la subcomisión de Banca de la AN, el diputado Rafic Souki. Al declararse la banca como un servicio público, 'ya los horarios de los bancos no podrán ser alterados de manera arbitraria, sino que esto será supervisado por la Superintendencia de Bancos, que ahora se denominará la Superintendencia de las Instituciones Bancarias', argumentó el parlamentario a la prensa local.

Añadió que declarar como de 'utilidad pública' los bienes relacionados con la actividad bancaria 'no significa que van a ser nacionalizados' esos bienes, 'pero sí que en caso de cualquier situación irregular, el Estado pudiera proceder a asegurarlos para mantener los servicios funcionando'. En principio, la iniciativa legislativa planteaba declarar como de 'utilidad pública' a la banca, lo que fue cambiado en las discusiones parlamentarias para que, finalmente, quedara establecido que el sector es un 'servicio público'. La nueva norma incrementa los controles sobre la banca y establece sanciones para los directivos de los bancos, así como para los funcionarios públicos que no apliquen los correctivos necesarios en caso de irregularidades, de acuerdo a la información oficial.

Te puede interesar