LAHORE (PAKISTÁN)

Trece fallecidos tras un atentado perpetrado por un niño

Al menos trece personas han muerto y más de 50 han resultado heridas como consecuencia de un atentado suicida con bomba perpetrado este martes por un niño de trece años al paso de una procesión religiosa chií en la ciudad de Lahore, en el noreste de Pakistán, según informaron fuentes oficiales.
'Un niño de trece años detonó los explosivos en el momento en que varios policías intentaban registrarle en un cordón policial próximo a la procesión', declaró a Reuters el jefe de la Policía de Lahore, Aslam Tarin. Fuentes hospitalarias informaron de trece muertos --incluidos tres policías y una mujer-- y de al menos 52 heridos.

Los chiíes desfilaban por las calles de Lahore para festejar la fiesta de Arbain, que marca el final de los 40 días de luto por la muerte del Imán Hussein, un nieto del profeta Mahoma asesinado en el año 680 durante la batalla de Kerbala. Las milicias suníes vinculadas a Al Qaeda y los talibán consideran herejes a los chiíes.

Te puede interesar