Mundo

México, destino de Evo Morales tras el golpe militar en Bolivia

Mundo

Mundo

México, destino de Evo Morales tras el golpe militar en Bolivia

La casa de Evo Morales en la ciudad de Cochabamba también fue asaltada por los manifestantes.
photo_cameraLa casa de Evo Morales en la ciudad de Cochabamba también fue asaltada por los manifestantes.
El país afronta un preocupante vacío de poder tras las dimisiones de los ministros del expresidente

Evo Morales, quien renunció el domingo a la Presidencia de Bolivia forzado por los militares en medio de una grave crisis tras los comicios del 20 de octubre, aceptó ayer la oferta de asilo ofrecida por México, según informó el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. "Les informo que hace unos momentos recibí una llamada del presidente Evo Morales mediante la cual ha respondido a nuestra invitación y solicitó verbal y formalmente el asilo en nuestro país", informó el secretario mexicano de Relaciones Exteriores en una comparecencia urgente desde la Ciudad de México.

El canciller, quien no aceptó preguntas de la prensa, no desveló si Morales se encuentra todavía en Bolivia ni la fecha en la que viajará a México. El responsable de Exteriores de México explicó que ya ha informado de esta decisión a la Organización de los Estados Americanos (OEA) invocando "la protección internacional a la vida, la libertad y la integridad de Evo Morales.

presión militar
El domingo, Morales anunció la repetición de las elecciones presidenciales después de que la OEA detallara numerosas irregularidades en los comicios del pasado 20 de octubre en los que resultó reelegido por un cuarto mandato. Pero poco después, y ante las presiones de policías y militares, Morales confirmó su renuncia a la Presidencia después de casi 14 años en el poder, en un vídeo desde algún lugar indeterminado.
Ayer, en una rueda de prensa junto al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, el canciller mexicano denunció el "golpe de estado" ocurrido en Bolivia y anunció que "México no reconocerá al nuevo gobierno". Además, también anunció que pedirá a la OEA una "reunión urgente" del organismo para evaluar la situación en Bolivia tras la renuncia de Morales, y criticó el "silencio" del organismo el domingo tras el "pronunciamiento militar".
La situación en Bolivia es de vacío de poder, porque la mayoría de los ministros que le acompañaban en su Gobierno han renunciado y no hay fuente oficial que informe de si el resto también lo hizo. Salvo los titulares de Exteriores, Diego Pary, de Defensa, Javier Zavaleta, y de Presidencia, Juan Ramón Quintana, el resto han comunicado formalmente su renuncia. Quienes constitucionalmente deberían suceder a Morales también han renunciado, el vicepresidente Álvaro García Linera, la presidenta del Senado Adriana Salvatierra y el presidente del Congreso Víctor Borda. Ahora el Parlamento debe pronunciarse.
La Paz amaneció ayer con las secuelas de una noche de violencia en la que turbas salieron en la oscuridad a cometer saqueos e incendiar inmuebles, entre ellos la casa de Evo Morales. El Ejército indicó que "ante la escalada de violencia y los hechos vandálicos" decidieron aplicar el plan para proteger los "servicios esenciales".n