Merkel y Steinmeier prolongan la campaña electoral hasta el último minuto

El candidato del SPD, Frank-Walter Steinmeier. (Foto: EFE)
La campaña electoral alemana no tuvo en esta ocasión jornada de reflexión y todos los partidos han luchado prácticamente hasta el último minuto por los votos de los indecisos que pueden ser determinantes en el resultado electoral.
Según varios sondeos, más del 20 por ciento de los electores todavía no han decidido como van a votar y eso en uno de los factores que ha llevado a los partidos a no dar cerrada la batalla electoral sino hasta última hora.

La canciller Angela Merkel -que apuesta por poner fin a la gran coalición y formar una nueva alianza de gobierno con el Partido Liberal (FDP)cerró su campaña hoy en Berlín.

‘Merece la pena abordar hasta la última hora de la noche a todos los amigos y a todos los vecinos’, dijo Merkel al empezar su intervención en su último acto de campaña.

Aunque las encuestas indican que Merkel continuará al frente del gobierno -y que lo único por resolver es el socio de coaliciónen el acto la canciller volvió a invocar el fantasma de una posible alianza del Partido Socialdemócrata (SPD) y Los Verdes con los postcomunistas agrupados en el partido La Izquierda

El SPD y su candidato a la cancillería, el ministro de Exteriores Frank-Walter Steinmeier, han reiterado insistentemente que una alianza de ese tipo está descartada pero Merkel recordó que los socialdemócratas intentaron impedir la reelección de Horst Kohler como presidente federal con los votos de La Izquierda.

Steinmeier, por su parte, participó en un acto en Dresde (este de Alemania) en el que precisamente apeló a evitar a toda costa una coalición de la Unión Cristianodemócrata (CDU) de Merkel con los liberales.

De hecho -o al menos a eso apuntan todas las encuestaslas únicas esperanzas realistas que pueden tener Steinmeier y el SPD es lograr un resultado que fuerce a Merkel a continuar la gran coalición.

Sin embargo, como es natural, Steinmeier públicamente se fija metas más altas y hoy, apoyando en la tendencia al repunte del SPD en las encuestas de la última semana, ha vuelto a pedir a sus seguidores que no abandonen las esperanzas de la victoria.

‘Quien repunta, puede sobrepasar al otro’, ha insistido Steinmeier en los últimos días y hoy insistió en Dresde en que ‘la carrera está abierta’.

El caballo de batalla de Steinmeier en los últimos días ha sido repetir en cada mitin al que asiste que una coalición de la CDU, su ala bávara la Unión Cristianosocial (CSU) y el FDP significaría ‘rebajas fiscales para pocos y recortes sociales para la mayoría’ y un retorno a los años noventa.

Los Verdes y el partido La Izquierda, que agrupa a ex comunistas y a socialdemócratas disidentes, se han impuesto también como uno de sus objetivos electorales primordiales evitar una coalición de cristianodemócratas y liberales.

El jefe del FDP, Guido Westerwelle, por su parte, advirtió hoy en un acto en Colonia en contra de lo que el considera una mayoría de izquierdas

Simultáneamente con las elecciones generales, mañana habrá comicios regionales en los estados federados de Brandeburgo y Schleswig-Holstein.

En Brandeburgo parte como favorito el primer ministro, el socialdemócrata Mathias Platzeck, y la incógnita es si continuará la gran coalición con la que gobierna ese ‘land’ o si dará el paso para formar una coalición de izquierda.

En Schleswig-Holstein el primer ministro, Peter Harry Cartensen, de la CDU, aspira a poder formar una coalición con el FDP pero las últimas encuestas muestran una clara tendencia a la baja para esa opción.

En las elecciones generales de hace cuatro años, la CDU/CSU obtuvo el 35,2 por ciento de los votos, el SPD el 34,2 por ciento, el FDP un 9,8 por ciento, La Izquierda un 8,7 por ciento y Los Verdes un 8,1 por ciento.

La última encuesta, del instituto demoscópico FORSA, da para mañana a la CDU/CSU un 33 por ciento, al SPD un 25 por ciento, al FDP un 14 por ciento, a La Izquierda un 12 por ciento y a Los Verdes un 10 por ciento.

Con esos resultados una potencial coalición de la CDU/CSU con el FDP tendría el 47 por ciento de los votos, al igual que los otros tres partidos sumados.

Te puede interesar