Israel concentra ahora sus bombardeos al sur de Gaza

Sanitarios palestinos, con un cadáver en el Hospital Nasser, en Jan Yunis.
photo_camera Sanitarios palestinos, con un cadáver en el Hospital Nasser, en Jan Yunis.
La ayuda sigue llegando a la Franja, pero los palestinos dicen que apenas cubre las necesidades

Al menos 200 personas murieron ayer en Gaza, según las autoridades sanitarias, después de otra jornada de intensos bombardeos del Ejército israelí. Al sur de la Franja, residentes y desplazados se hacinan en un espacio con el mar a un lado, la frontera israelí estrechamente vigilada al otro, y a sus espaldas la frontera con Egipto.

El Ejército de Israel atacó más de 400 objetivos en la Franja de Gaza desde el fin de la tregua con Hamás a primera hora de la mañana del viernes. La nueva ola de bombardeos se concentró especialmente en la población de Jan Yunis, en el sur del enclave. Según las estimaciones del Ejército publicadas ayer, los aviones israelíes alcanzaron más de medio centenar de objetivos en esta localidad y en la vecina Deir al Balá, a unos 10 kilómetros al norte.

Por su parte, las unidades de infantería israelíes que operan en el norte de Gaza también realizado operaciones en las últimas horas, entre ellas una incursión contra una mezquita empleada, según Israel, por Yihad Islámica como centro de operaciones.

Mientras, el Ministerio del Interior en Gaza, también de Hamás, denunció “asaltos concentrados de la ocupación israelí en la ciudad de Al Qarara, al norte de Jan Yunis”, y acusó a Israel de destruir tres mezquitas de Jan Yunis, así como de lanzar ataques contra la costa de la ciudad.

 Choques con Hezbolá

Las hostilidades también se reanudaron en la frontera israelí con Líbano. El Ejército israelí y las milicias del partido chií libanés Hezbolá intercambiaron disparos de artillería durante toda la mañana. Además, las fuerzas israelíes confirmaron “ataques contra la infraestructura de Hezbolá en Líbano” con bombardeos aéreos y proyectiles de artillería, tras denunciar ataques contra puestos de control israelíes. Testigos constatan impactos en las poblaciones de Marun el Ras, Wadi Hamul y Blida, en el sur del país, así como bombardeos nocturnos israelíes sobre las localidades de Kunine y Aitaroun. 

Por su parte, Hezbolá confirmado ataques contra una vivienda de la localidad israelí de Dovev con militares hebreos en su interior, así como disparos contra objetivos israelíes en Jal al Alam y Roueisat Al Alam, en las granjas de Shebaa, así como contra posiciones israelíes en Jirbet Maar.

Ayer, en una entrevista en Al Jazeera, uno de los jefes de Hamás, Saleh al-Arouri, declaró que no aceptarán la liberación de más rehenes sin un alto el fuego general y la liberación de todos los presos palestinos. También mencionó que actualmente no hay negociaciones para una tregua. “Israel ha decidido que no quiere reanudar los contactos para un intercambio de prisioneros basado en nuevos términos”, afirmó.

Mientras, la Media Luna Roja Palestina anunció la llegada de nuevos camiones de ayuda a través del paso con Rafah. Por su parte, las autoridades de la Franja de Gaza, señalaron que la ayuda humanitaria entregada al enclave durante la tregua apenas satisface el 1 por ciento de las necesidades de la población gazatí.

Te puede interesar