Cincuenta millones de personas están llamadas a unos comicios que concluyen hoy a las 15,00 horas

Frío y nieve durante el primer día de las elecciones en Italia

Tres feministas protestaron semidesnudas contra Silvio Berlusconi. (Foto: SALMOIRAGO PAOLO)
El mal tiempo, con nieve incluida en el norte, y las protestas de tres feministas semidesnudas contra el ex primer ministro italiano Silvio Berlusconi marcaron ayer la primera de las dos jornadas de elecciones generales de Italia, las primeras en la historia de la República que se celebran en invierno.
La participación a las 19.00 horas de ayer se situaba en el 46,80 %, 2,41 puntos porcentuales menos que en los comicios de 2008, celebrados en abril con un tiempo primaveral.

Los principales líderes políticos, incluido ahora el reconvertido tecnócrata Mario Monti, cuya dimisión como primer ministro el pasado diciembre hizo que los comicios se adelantaran dos meses, votaron en distintos puntos del país en la primera jornada de unas elecciones que 'a priori' arrojan un escenario incierto, con el temor de un posible Gobierno de centroizquierda inestable en el Senado.

Más de 50 millones de personas están llamadas al voto en estas elecciones (3,5 millones de italianos residentes en el extranjero han podido ejercerlo por correo antes), en las que los últimos sondeos que manejan los partidos, confirman la victoria de Bersani, candidato que apuesta por las reformas económicas sin desatender los derechos sociales.

La incertidumbre sobre el resultado llega por la posibilidad de que Bersani no obtenga la mayoría necesaria en el Senado y ni siquiera la pudiera conseguir pactando con Monti, y ante la más que probable irrupción en tromba -quizá incluso en la segunda plaza- de la antipolítica del Movimiento 5 Estrellas de Beppe Grillo.

En estas elecciones, en las que el mal tiempo algunos algunos inconvenientes en algunos pueblos pequeños, están en juego los 630 escaños de la Cámara de los Diputados y los 315 del Senado, en el que, además de Monti, tienen puesto fijo otros cuatro miembros vitalicios, entre ellos el propio Napolitano, una vez que expire su mandato en mayo.

Estas elecciones, en las que mañana se votará de 7 a 15 horas y en las que juegan un papel esencial las promesas de rebajas fiscales de los candidatos, sobre todo de Berlusconi, se celebran también en clave regional en Lombardía, Lacio y Molise.

Te puede interesar