Atlántico

MUNDO

España y otros 5 países aceptan a inmigrantes del "Open Arms"

Después de medio mes en alta mar el buque aún no tiene un puerto seguro donde desembarcarles
El buque de la organización humanitaria española, fondeado en las inmediaciones de Lampedusa.
El buque de la organización humanitaria española, fondeado en las inmediaciones de Lampedusa.
España y otros 5 países aceptan a inmigrantes del "Open Arms"
España y otros cinco países europeos -Francia, Alemania, Rumanía, Portugal y Luxemburgo- acogerán a los 138 inmigrantes que quedan a bordo del "Open Arms", que ya avistan tierra muy cerca tras 14 días en alta mar, pero que aún no tienen el permiso para desembarcar en un puerto seguro.
Desde España, fuentes del Gobierno confirmaron su disposición a participar en un "reparto equilibrado" y añadieron que el Ejecutivo trabaja con la CE y otros países miembros de la UE para lograr una solución común, "europea, ordenada y solidaria".
La de ayer sería la decimoquinta noche en el mar de estas personas, para las que la organización ya pidió su evacuación por motivos psicológicos; en la tarde de ayer  conseguía que fueran llevados a Lampedusa nueve de los 147 inmigrantes que transportaba y cuya situación era más "crítica".
"Ya llevamos cinco evacuaciones urgentes en 14 días. ¿A qué esperan a autorizar el desembarque de todas las personas a bordo, a que la emergencia médica sea insostenible? Cuánta crueldad. #PuertoSeguroYa", censuró la ONG a través de Twitter poco después de la desocupación de estos nueve inmigrantes. 
No en vano, el buque lleva horas fondeado en aguas italianas después de que el jueves un tribunal de ese país dejara sin efecto la orden del ministro del Interior, Matteo Salvini, de prohibirle su entrada bajo amenaza de multas millonarias y de confiscación de la nave.
 Sin embargo, el buque de la ONG todavía no tiene permiso para atracar en un puerto, y esa autorización depende de Salvini, quien ya dejó claro que no lo va a otorgar: "En 15 días habría ido y vuelto tres veces a España. Es evidentemente un ataque político a Italia", sentencia el ministro italiano. 
Tras conocer el fallo del Tribunal Administrativo, el líder de la ultraderecha italiana firmó de madrugada una nueva prohibición para impedir al barco entrar en aguas territoriales de su país, que debía contar también con los apoyos de los ministros de Transporte, Danilo Toninelli, y de Defensa, Elisabetta Trenta, pero que se negaron rubricar. Mientras, el primer ministro, Giuseppe Conte, anunció ayer que los gobiernos de Francia, Alemania, Rumanía, Portugal, Luxemburgo y también España le han transmitido su disponibilidad para acoger a una parte de los inmigrantes rescatados por el "Open Arms". El fundador de esta ONG, Óscar Camps, reclamó a España que lidere un eje junto a Francia y Alemania que dé un giro de timón a la política migratoria europea en el Mediterráneo.