Mundo

EEUU ofrece 15 millones de recompensa por Maduro

Mundo

Mundo

EEUU ofrece 15 millones de recompensa por Maduro

Nicolás Maduro, durante un reciente acto público en Caracas.
photo_cameraNicolás Maduro, durante un reciente acto público en Caracas.
Presenta cargos penales contra el presidente venezolano y otros dirigentes por "narcoterrorismo" 

nnn El Gobierno de Estados Unidos ha presentado este jueves cargos penales contra el presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, y otros altos cargos de su Gobierno por narcotráfico y por su presunta connivencia con la extinta guerrilla de las FARC y sus disidencias. En una rueda de prensa, el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, ha dado a conocer los cargos presentados contra Maduro y otros 14 chavistas ante tribunales de Nueva York, Washington y Miami tras años de investigación de varias agencias federales.
Barr ha acusado a Maduro de liderar un auténtico cártel integrado por funcionarios chavistas que "ha permitido usar Venezuela como un lugar seguro para el narcotráfico" hacia Estados Unidos. "La imputación de Maduro y los demás acusados por supuesta conspiración para inundar Estados Unidos de cocaína implica a la extremadamente violenta organización terrorista de las FARC", indicó el fiscal general.
De acuerdo con el Departamento de Justicia, el cártel capitaneado por Maduro se habría aliado con las FARC, "uno de los mayores productores de cocaína de todo el mundo", para conseguir la droga. El dirigente venezolano habría ofrecido "protección política y militar a las FARC" y les habría entregado armamento para luchar contra el Estado colombiano a cambio de que fueran su proveedor.

200 toneladas al año
Barr explicó, con la ayuda de un mapa, que Maduro y las FARC habrían conseguido introducir entre 200 y 250 toneladas de cocaína cada año en Estados Unidos a través de rutas terrestres y marítimas. Desde su época como ministro de Exteriores del Gobierno de Hugo Chávez, Maduro se habría asegurado de "mantener abierta la puerta entre Colombia y Venezuela", de modo que la droga entrara por la frontera terrestre.
Una vez en Venezuela, habría proporcionado las instalaciones para la transformación de la droga y la logística para enviarla a Estados Unidos. Según Barr, usaría dos rutas, una aérea que llevaría la cocaína a Centroamérica y desde allí, en alianza con cárteles locales, hacia Estados Unidos, y otra marítima por el Caribe.
El jefe del Departamento de Justicia ha señalado que el cártel tenía varios objetivos: "llenarse los bolsillos", consolidar su poder y "usar la cocaína como un arma" contra Estados Unidos. Washigton ha extendido su acusación por "narcoterrorismo" a otros dirigentes chavistas, entre los que destacan el vicepresidente del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) y presidente de la Asamblea Constituyente, Diosdado Cabello, y el vicepresidente económico, Tareck El Aissami. También apunta al aparato militar en las figuras del ministro de Defensa, Vladimir Padrino; el ex director de Inteligencia militar Hugo Armando Carvajal, y el ex comandante Clíver Alcalá Cordones.
Para garantizar que estas imputaciones surten efecto, los departamentos de Justicia y Estado han anunciado una recompensa de hasta 15 millones de dólares a cambio de cualquier información que permita "detener y/o procesar" a Maduro. La Administración de Donald Trump también ha ofrecido recompensas de hasta diez millones de dólares por la detención de Cabello, El Aissami y Alcalá Cordones. Destaca igualmente el presidente del Tribunal Supremo de Justicia (TSJ), Maikel Moreno, que ha sido acusado de "blanqueo de capitales" a escala internacional y de "conspiración".
Interrogado sobre cómo pretende hacer efectiva esta acusación penal contra Maduro, específicamente sobre la posibilidad de llevar a cabo una intervención militar en Venezuela, Barr ha rehusado contestar. "No voy a especular", dijo. n

Más en Mundo
Comentarios