Mundo

Dimite el Gobierno de Líbano tras las explosiones en Beirut

Mundo

Mundo

Dimite el Gobierno de Líbano tras las explosiones en Beirut

El primer ministro de Líbano, Hasán Diab, en su comparecencia de ayer anunciando su dimisión.
photo_cameraEl primer ministro de Líbano, Hasán Diab, en su comparecencia de ayer anunciando su dimisión.
El primer ministro, Hasán Diab, afirma que la decisión "acata la demanda del pueblo por un cambio real"

El primer ministro de Líbano, Hasán Diab, anunció la dimisión en bloqueo del Gobierno tras las explosiones registradas el 4 de agosto en el puerto de la capital, Beirut, que dejaron más de 200 muertos y 7.000 heridos. En un mensaje a la nación, Diab sostuvo que el Ejecutivo "da un paso atrás para estar junto a la población" y defendió que de esta forma "acata la demanda de la población por un cambio real". Sin embargo, lamentó que la clase política libanesa "se resista a través de todos los medios sucios para evitar un cambio", antes de manifestar que "algunos no han interpretado adecuadamente la revolución del 17 de octubre", en referencia al estallido de unas protestas que llevaron a la caída del Ejecutivo de Saad Hariri.

Por otra parte, resaltó que las explosiones de la semana pasada en el puerto de Beirut "son una consecuencia de la corrupción crónica" en el país y agregó que "la red de corrupción es más grande que el propio Estado". 

CATARATA DE DIMISIONES
El anuncio de Diab era esperado, dado que el ministro de Obras Públicas de Líbano, Michel Najjar, ya había adelantado que el Ejecutivo iba a dimitir, después de que hasta cinco ministros abandonaran sus cargos desde la jornada del domingo. El propio Diab propuso el sábado celebrar elecciones parlamentarias anticipadas en el país, en un intento de contener la ola de protestas contra la crisis política y económica del país, exacerbada por la gran explosión en el puerto de la capital. El incidente, atribuido a la explosión accidental de 2.750 toneladas de nitrato de amonio mal almacenado, reactivó las protestas. Estas manifestaciones se han saldado con la muerte de al menos un policía y otras cientos de personas heridas.
 Por otro lado, el director general de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom,pidió "solidaridad y apoyo" al Líbano por la explosión en Beirut, que mató a más de 150 personas, hirió a más de 6.000 y dejó a más de 300.000 sin hogar. El máximo dirigente del organismo internacional señaló que la OMS hizo un llamamiento para recaudar hasta 76 millones de dólares (64 millones de euros) para ayudar al pueblo libanés y recordó que se están liberando recursos del fondo de contingencia para emergencias. 

Comentarios