Mundo

Los bares de EEUU, víctimas de los rebrotes de coronavirus

Mundo

MUNDO

Los bares de EEUU, víctimas de los rebrotes de coronavirus

Misa dominical de ayer en la catedral neoyorkina de San Patricio.
photo_cameraMisa dominical de ayer en la catedral neoyorkina de San Patricio.
El gobernador de California toma la medida de cerrarlos, como ya se había hecho en Texas

n n n El gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó ayer el cierre de los bares de Los Ángeles y de otros seis condados del estado en su intento de atajar la expansión de los casos de coronavirus en la región. En un mensaje en su cuenta de Twitter, el mandatario californiano indicó que los bares de los condados de Fresno, Imperial, Kern, Kings, Los Ángeles, San Joaquín y Tulare deberán permanecer cerrados debido a la "propagación creciente" de la covid-19. Según los últimos datos oficiales, los positivos superaron los 200.000 y las muertes se acercan ya a las 6.000 en California, el primer estado en decretar el confinamiento para atajar la expansión de la enfermedad en EEUU.
"La covid-19 todavía está circulando en California y en algunas partes del estado, cada vez más fuerte", dijo Newsom en un comunicado. "Por eso es fundamental que tomemos este paso para limitar la propagación del virus en los condados que están sufriendo los mayores aumentos". La decisión muestra la preocupación que se vive en el estado, que ha reportado un notable aumento de los casos en las últimas semanas. A los condados que han estado en la lista de vigilancia del estado de 3 a 14 días se les recomienda que cierren los bares, mientras que aquellos que deberán cerrar han estado en el citado listado por más de 14 días.

estados en peor situación
California es uno de los estados que mayor aumento de casos ha registrado en las últimas jornadas, al igual que estados de la costa oeste y del sur, como Arizona, Nevada, Texas o Florida, entre otros. El gobernador de este último estado, Ron DeSantis, republicano y cercano al presidente Donald Trump, es sin embargo reacio a dar marcha atrás en la reapertura económica y también a ordenar el uso obligatorio de mascarillas a nivel estatal.
En condados como Miami-Dade, Broward, Hillsborouh y Orange sí rige esa medida y la de mantener la distancia social y no permitir reuniones de más de 50 personas, y se está sancionando a personas y negocios que no cumplan las reglas.
Mientras, Texas debió ordenar también el cierre de los bares y reducir al 50 % de su capacidad la ocupación de los restaurantes, después de un rebrote de los casos, que elevaron el viernes a más de 5.000 las personas hospitalizadas a causa del virus.
Estados Unidos sigue encabezando las cifras de contagios de covid-19 en el mundo al cerrar el sábado con más de 2,5 millones de casos y 125.480 fallecidos, según el recuento de la Universidad Johns Hopkins. Además,  43.536 personas contrajeron la enfermedad en las últimas 24 horas, lo que totalizó 2.505.593 casos positivos. n