Morrazo

Ons se llena con el turismo nacional

Morrazo

VERANO EN EL PARQUE NACIONAL

Ons se llena con el turismo nacional

La playa de Area dos Cans se llena de turistas durante el mes de agosto, aunque manteniendo las distancias de seguridad
photo_cameraLa playa de Area dos Cans se llena de turistas durante el mes de agosto, aunque manteniendo las distancias de seguridad
Los espacios abiertos y el contacto con la naturaleza han atraído a visitantes llegados desde todo el país

 Ante un verano atípico en el que muchos de los que deciden viajar optan por el turismo nacional, los espacios abiertos y el contacto con la naturaleza para huir de la pandemia, la isla de Ons se ha convertido en el destino ideal para numerosos viajeros llegados de toda España.

Desde el punto de información turística de la isla afirman que este verano está habiendo mucha afluencia de turistas. "Sobre todo desde el 15 de julio, y especialmente durante el mes de agosto", con numerosos días en los que las navieras cuelgan el cartel de completo, al alcanzar el aforo máximo permitido de 1.300 visitantes. "Costó arrancar pero ahora ya cogimos el ritmo de otros veranos y se está notando mucho el incremento de visitantes", aseguran.
Sin embargo el perfil de los viajeros no es el mismo que el de años anteriores. "Casi la totalidad de los turistas vienen desde distintos lugares de Galicia y el resto de España, ahora en agosto empiezan a llegar los primeros portugueses, pero en general hay mucho menos turismo extranjero que otros años", destacan.
La mayor parte de los visitantes se acercan hasta la isla de Ons para pasar el día, regresando en barco en la misma jornada en la que llegaron. Muchos buscan un momento para acercarse a la naturaleza y desconectar del día a día en la ciudad. Otros deciden quedarse varios días en Ons tanto en su camping como en los demás alejamientos disponibles en la isla.
La llegada de la pandemia del coronavirus parece haber animado a numerosos visitantes a descubrir este destino pero también ha cambiado la manera de hacer turismo en la isla.
En los puntos de información turística ahora se atiende detrás de mamparas y no se reparten planos de papel. En su lugar, los visitantes pueden descargar un mapa interactivo a través de códigos QR que se pueden escanear con los teléfonos móviles.
A su vez, las habituales actividades de dinamización para los niños pequeños, centradas en temáticas como la educación ambiental, han tenido que limitar sus aforos. La pandemia del coronavirus también ha obligado a precintar los distintos merenderos situados a lo largo de la isla de Ons. n

Más en Morrazo
Comentarios