El ciclocross de Vigo calienta motores

Los deportistas del Club Ciclista Coruxo que participaron ayer en la jornada organizada por este periódico en el skate park de Porto do Molle.
photo_camera Los deportistas del Club Ciclista Coruxo que participaron ayer en la jornada organizada por este periódico en el skate park de Porto do Molle.
Éxito de la jornada de +Deporte Atlántico y el Club Ciclista Coruxo en Porto do Molle, donde deportistas de todas las edades exprimieron sus capacidades técnicas

La cita llegó y la lluvia del miércoles y la madrugada del jueves hizo su efecto para añadir ayer un poco de barro a la zona de Porto do Molle, lugar habitual de entrenamiento del Club Ciclista Coruxo. Aparecieron algunos charcos y, con ellos, el lugar ideal para realizar una sesión técnica de ciclocross, que contó con una veintena de deportistas, de la mano de +Deporte Atlántico

 

Poco a poco, los jóvenes corredores llegaron al punto de encuentro en la zona del skate park. Allí comenzaron a montar en sus bicicletas, que tienen ultimados los detalles antes de iniciar el curso. Llegará para algunos en Gijón este domingo y para la gran mayoría el siguiente fin de semana, el sábado 8, en Pontevedra. Tras un ligero calentamiento, los jóvenes realizaron la fotografía de rigor para después comenzar la sesión deportiva bajo la tutela de los monitores de la entidad viguesa. 

Los ciclistas se dividieron por varios grupos en función de su nivel deportivo y, también, de sus capacidades técnicas. Los primerizos tuvieron una sesión especial con el presidente del club y monitor, José Vila, que les indicó la mejor forma de montar y desmontar de la bicicleta para afrontar las primeras zonas de valla y, también, los pasos de tabla. Debido a que es un entrenamiento, estos segundos obstáculos son una pequeña valla desmontable para evitar que alguno de los participantes, al comenzar su práctica, tenga un tropezón más fuerte de lo recomendable. 

Eso sí, los corredores de mayor nivel del club olívico sí que optaron por pasar la altura saltando con su vehículo, para lo que ya es necesario tener una determinada técnica y varios años de ensayo. Eran los que marcaban el ritmo en el grupo de los rápidos, mientras que, detrás, iban pasando los menos hábiles que, en su caso, ponían el pie a tierra y corrían intentando perder el menor tiempo posible. En función de lo visto ayer en Nigrán, los jóvenes están a punto para afrontar el curso

También hubo momentos para repasar el paso por las escaleras, que siempre aparecen en las pruebas de ciclocross y, por último, tramos más lentos y con charcos por las lluvias caídas. Ahí disfrutaron los ciclistas, ya que casi todos ellos gozan en los terrenos blandos y al pasar por algo de barro. Eso sí, algo menos felices están las bicicletas, que sufren con las duras condiciones. De hecho, algún que otro corredor tuvo que parar para ajustar la mecánica. Mejor que protesten antes de competir, que con el dorsal puesto. 

Unos minutos suaves de manejo del vehículo entre conos, con paradas y cruces, sirvió como final de la sesión del Coruxo en Nigrán. Un ejercicio que sirve para la relajación y, también, como equilibrio. Los ‘motores’ están a punto para competir. Con la sesión de ciclocross se retomaron las citas de +Deporte Atlántico tras el piragüismo y el torneo de voleibol, los dos eventos anteriores. En otoño, está prevista la celebración de un torneo de tenis y se trabaja en otro de pádel.

“Me gusta la familiaridad que tenemos en el Coruxo"

Diana Vidal, 17 años
Diana Vidal, 17 años

La joven Diana Vidal explica que llegó al ciclismo hace “unos seis o siete años” y lleva en el ciclocoss tres “desde que cumplí la edad mínima”. Una modalidad que le gusta y, también, el ambiente que vive el Coruxo porque “es como una familia. Es un ambiente muy sano y existe un gran compañerismo en las carreras y los entrenamientos". 

Tras realizar el calentamiento, explicó que "del ciclocross me gusta porque tiene un poco de todo. Hay saltos y escaleras. No te aburres”. A lo que Diana Vidal añadió que es de las que disfruta en una sesión de lluva. “A mí me gusta terminar llena de barro, es algo satisfactorio”, confirmó. El futuro deparará si este año tocan carreras de mojado o de seco. 

“Llevo andando en bici desde los dos años”

Anxo Carril, 19 años
Anxo Carril, 19 años

Anxo Carril es una de las referencias de la cantera del Club Ciclista Coruxo tras imponerse en el Campeonato de Galicia de bicicleta de montaña: “Vamos a ver qué se puede hacer. Hay que luchar en las posiciones de cabeza y comprobar el lugar al que podemos llegar”. Su caso es de una extraordinaria precocidad porque “con dos años ya empecé a andar en bicicleta y a competir, con cuatro y pico”. A pesar de que es joven, admite que “ya tengo un tiempo de experiencia, pero todavía me queda por aprender". De hecho, es un virtuoso de la bicicleta porque “me gustan todas las especialidades, no sabría decantarme por una sólo”. El vigués buscará el podio desde esta semana en Gijón. 

“Aquí lo pasamos bien, pero en competición se sufre bastante”

Mauro Vega, 15 años
Mauro Vega, 15 años

El joven cadete Mauro Vega es uno de los que intentará estar en la zona delantera de su categoría esta temporada: “Llevo desde los cinco años en bicicleta y a los 14 entré en el ciclocross”. Por lo tanto, el pasado curso fue su debut y “la verdad es que toqué el suelo bastantes veces. De momento, voy bien y no me pasó nada grave. Hay que seguir mejorando". Disfruta en los entrenamientos y matiza que “aquí lo pasamos bien, pero hay veces que compitiendo se sufre bastante. Es lo que hay”. Vega expresa sobre los objetivos que “esta temporada quiero pelear por la zona alta”. La misión ya la tiene marcada. 

“Me gusta todo del ciclocross, pero me decanto por las tablas”

Diego Valladar, 14 años
Diego Valladar, 14 años

Diego Valladar debuta este año en la campaña de ciclocross aunque “a andar en bicicleta comencé a los 5 años". Sobre la modalidad, admite que “la veo bien, ya la hice alguna vez, pero este año es el primero de competición. Espero estar entre los diez primeros en Galicia y, en el Campeonato de España, ya se verá". En lo referente a la sesión de entrenamiento, Vega matizó que “me gusta todo y, en especial, pasar las tablas”. Eso sí, confesó que a la hora de entrenar “intentamos seguir a Carril y Vega. A veces se consigue, pero no durante mucho rato”. Los piques necesarios para avanzar. 

Te puede interesar