El PP presentará una enmienda a la totalidad por considerar que las previsiones son irreales y no servirán para la actual coyuntura

La Xunta defenderá en pleno la idoneidad de unos presupuestos 'anticrisis' para 2009

El conselleiro de Economía e Facenda, José Ramón Fernández  Antonio.
El conselleiro de Economía e Facenda, José Ramón Fernández Antonio, defenderá hoy en pleno la conveniencia e idoneidad del proyecto de ley de presupuestos para 2009 elaborado por el Gobierno, que califica de 'anticrisis', para afrontar con garantías un año de dificultades económicas. En el debate de totalidad de las cuentas autonómicas, el PP, por su parte, presentará una enmienda a la totalidad -que será rechazada por PSOE y BNG- por entender que son inútiles para conseguir mitigar los efectos del deterioro económico y por entender que se basan en previsiones irreales, entre las que están que el crecimiento del PIB será del 1,3%.
El proyecto de ley de presupuestos para 2009 prevé un total de 11.793 millones de euros en las cuentas consolidadas, un 2 por ciento más que en el presente ejercicio. No obstante, el conjunto de gastos no financieros -el que realmente se prevé ejecutar- suma 11.426 millones de euros, un 4,2 por ciento más que los contabilizados en los presupuestos en vigor, pues el resto se destina a amortizar deuda.

Las prioridades apuntadas por el Ejecutivo autonómico son la reactivación la reactivación económica en este escenario negativo y en el gasto social, para lo que se recurrirá al déficit, del 1 por ciento del PIB, el máximo que permite la Ley de Estabilidad Presupuestaria, y que se concretará en 598 millones de euros.

Este recurso al déficit es lo que permite elaborar un presupuesto ligeramente expansivo en un marco de austeridad, según la Xunta, ya que se calcula que los ingresos tributarios caerán algo más del 2 por ciento y los no financieros un 1,3 por ciento.

El Gobierno gallego aspira a continuar convergiendo con la media española, por lo que prevé un crecimiento de la economía del 1,3 por ciento, tres décimas más que el conjunto del Estado. En cuanto al empleo, el objetivo es mantener y consolidar los puestos de trabajo.

GANA PESO EL GASTO SOCIAL
El peso del gasto social en el conjunto de los presupuestos autonómicos gana dos puntos sobre las cuentas vigentes y es el 59 por ciento del total, mientras que el 41 por ciento restante se destina al denominado gasto productivo.

Así, el capítulo que tendrá un mayor incremento relativo será el empleo, un 11,3 por ciento, hasta 420 millones de euros, partida en la que está incluido el plan -con 78 millones- para incentivar la contratación de 20.000 parados de más de un año, con una subvención al empresario de 10.000 euros. El objetivo de la Xunta es compensar con esta medida la previsible destrucción de empleo con lo que el saldo neto de 2009 no sea negativo.

A continuación, se situarán las políticas de dependencia y servicios sociales, con 570 millones, un 10,7 por ciento más. El transporte público (78 millones) y el apoyo a la actividad empresarial (198), en especial para aportar liquidez, también tendrán aumentos significativamente superiores a la media, en este caso del 8,6 por ciento.

En el siguiente escalón de mejora porcentual de los presupuestos se sitúan los capítulos dedicados a I+D+i y Sociedad de la Información (175 millones), las infraestructuras del transporte (480) y las políticas de viviendas (210), con incrementos interanuales del 7,7 por ciento.

Te puede interesar