Galicia

La Xunta advierte de que será estricta ante el ERE de Alcoa

Galicia

Galicia

La Xunta advierte de que será estricta ante el ERE de Alcoa

El portavoz del comité de empresa, José Antonio Zan, ayer en sus declaraciones a los medios.
photo_cameraEl portavoz del comité de empresa, José Antonio Zan, ayer en sus declaraciones a los medios.
Una reunión a siete bandas, último intento por desbloquear la situación de la planta de San Cibrao

nnn El vicepresidente de la Xunta en funciones, Alfonso Rueda, dijo ayer que el Gobierno gallego será "estricto" a la hora de analizar la autorización del ERE de Alcoa y le pedía a la empresa que "siga negociando" de cara a lograr una posible venta de la planta. 
Rueda explicó que, como autoridad laboral, la Xunta busca "ganar tiempo" para "seguir negociando" y ha garantizado que serán "muy estrictos a la hora de analizar" el ERE solicitado por la empresa. "Si hay posibilidad de adquisición de la empresa, hay que acreditar que se negoció hasta el último momento y el modo de negociar es tener más tiempo", consideró Alfonso Rueda, que ha pedido a Alcoa que "no plantee" el ERE como solución definitiva hasta que sea irremediable. "Creemos que todavía hay tiempo para encontrar una solución", aseguró el vicepresidente.
No obstante, Rueda condicionó esta búsqueda de soluciones a la consecución del estatuto de los consumidores electrointensivos, algo "fundamental". "Nosotros haremos nuestra parte, pero el Gobierno tiene que hacer la suya, y, si no la hace, será imposible que lleguemos a una solución".
El vicepresidente en funciones ha recordado que, para la planta de Cervo "se va acabando el tiempo" y ha exigido al Ejecutivo central que "apruebe un marco eléctrico" adecuado, un documento que el Gobierno pasó de prometerlo y decir que ya lo tenía listo a "un silencio cada vez más preocupante".

a siete bandas
Los trabajadores de la factoría que la multinacional estadounidense posee en A Mariña seguían con expectación el encuentro telemático a siete bandas que se desarrolaba ayer -y que al cierre de esta edición todavía no había finalizado- para intentar desbloquear una negociación que seguía “enquistada”, tras 30 horas ininterrumpidas de reuniones entre dirección y comité de empresa. 
Representantes del Gobierno  central, la Xunta, Alcoa España, Liberty House Group y los sindicatos UGT, CCOO y CIG se reunían con el objetivo de aclarar el futuro de 534 trabajadores de la planta de aluminio de San Cibrao, en el municipio de Cervo, abocados a un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) si no se establece una solución rápida.
Según informaron desde el comité de empresa de la fábrica cervense, se trata de una reunión “al más alto nivel” solicitada por la ministra de Industria, Reyes Maroto. El objetivo del comité durante estos últimos días ha sido intentar que Alcoa paralizase el proceso de ERE, cuyo último plazo de negociación finalizaba el pasado martes, pero que de momento no ha obtenido resultados positivos.
Desde los sindicatos se acudía a la reunión con la expectativa de que no se paren las cubas de la planta de aluminio, una de las consignas más coreadas por los trabajadores de Alcoa en los últimos días -"Las cubas no se paran"- y condición importante para que la empresa británica interesada en comprar, Liberty House Group, siga adelante con el proceso.

la oferta de Liberty
De hecho, los diferentes grupos sindicales han calificado como positivo el hecho de que esta nueva compañía, perteneciente al conglomerado empresarial GFG Alliance, pueda mantener todos los puestos de trabajo y se plantee producir su propia energía para poder funcionar. Según han anunciado, esto se haría a través de una planta de cogeneración en una fase más primigenia y, posteriormente, en una segunda fase más avanzada con energía fotovoltaica e hidrógeno, además de "invertir en el departamento de fundición" para hacer más competitiva la factoría.
Por parte del Gobierno se insiste en la importancia de que haya aparecido este "socio industrial" que podría ser la solución a los problemas planteados por Alcoa. Desde el Ejecutivo central han manifestado asimismo sus "dudas" sobre el ERE de la empresa, que "podría no ser autorizado".n