Atlántico

GALICIA

Sindicatos y Xunta, lejos del acuerdo en la crisis en justicia

Representantes del Ejecutivo dicen que "solo 3 de cada 10" funcionarios rechazaron su oferta

Miembros del comité de huelga de los funcionarios de justicia, el lunes ante San Caetano.
Miembros del comité de huelga de los funcionarios de justicia, el lunes ante San Caetano.
Sindicatos y Xunta, lejos del acuerdo en la crisis en justicia

Dirigentes de sindicatos de justicia advirtieron ayer a la Xunta de que, "aunque dispare con todo", no aceptarán "chantajes" ni someterán a votación de los trabajadores del colectivo, en huelga indefinida desde el 7 de febrero, la última propuesta que ha dejado sobre la mesa y que supondría una subida de 135 euros al mes para forenses, 133 para gestores, 108 para tramitadores y 105 para cuerpos de auxilio.
Representantes de sindicatos integrados en el comité de huelga censuraron ayer la instrucción de la Xunta dirigida a la secretaria del Gobierno del Tribunal superior para "aclarar" los servicios mínimos, que interpretan como "una coacción" y "un ataque a la independencia judicial". "La patronal es la Xunta, no puede tratar de salpicar a los letrados de la Administración de justicia", advirtió uno de los sindicalistas, quien ha recordado que los servicios mínimos "los fijó la propia Xunta" y ha ironizado con que 50 días después "se acuerde de aclararlos".

Servicios mínimos


La Dirección General de Justicia emitió el pasado 26 de marzo una aclaración sobre el contenido de las actuaciones comprendidas en la orden de servicios mínimos, que fue dictada el 5 de febrero. Esta aclaración dirigida a la secretaria de Gobierno del Tribunal Superior de Xustiza de Galicia, a la que los trabajadores aseguran que, de momento, solo han tenido acceso a través de la prensa, explica que el personal "no podrá llevar a cabo actuaciones que pudieran suponer la existencia de una huelga de celo o de `brazos caídos`".
Los distintos miembros del comité también se mostraron ayer molestos con la lectura que hace la Xunta de que "solo 3 de cada 10 trabajadores" respondieron al llamamiento de los sindicatos de remitir escritos a la Administración manifestando su rechazo a la propuesta que dejó el equipo negociador de la Xunta sobre la mesa.
Dieron el paso 846 funcionarios, en torno al 30% de los 2.700 que conforman el colectivo. Para los sindicatos, son "muchísimos". De hecho, cuando se cumplen 50 jornadas de huelga indefinida, los sindicatos mantienen que el seguimiento sigue siendo alto.
Por ciudades, calculan que ayer el seguimiento fue del 82% en Pontevedra; del 80 en Santiago; del 83 en Ourense; del 77 en Ferrol; del 60 en A Coruña; y del 82 por ciento en Lugo. En Vigo fue festivo local.
La Xunta, por su parte, rebaja la participación al 33,05 por ciento. Según sus cálculos, fueron a la huelga 779 personas. Por provincias, el seguimiento de la huelga en A Coruña fue del 33,72; en Lugo, del 26,67; en Ourense, del 31,38, y en Pontevedra, del 35,87.
En el cálculo se considera que 223 funcionarios no acudieron al trabajo por ausencia justificada (vacaciones, asuntos particulares).n