Galicia

Reproches a Adif por despejar vías "despeñando vagones"

Galicia

Galicia

Reproches a Adif por despejar vías "despeñando vagones"

Trabajadores de Adif comenzaron los trabajos para retirar los cuatro vagones descarrilados en Sobradelo.
photo_cameraTrabajadores de Adif comenzaron los trabajos para retirar los cuatro vagones descarrilados en Sobradelo.
La Xunta ve una "conducta inadmisible" arrojar por un talud el convoy descarrilado en Sobradelo

n n n La retirada de los 11 vagones descarrilados el 28 de julio en Sobradelo, de los que continúan en el lugar cuatro y uno de ellos sobre la orilla del Sil, provocó un sinfín de críticas contra el Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif). El malestar generalizado que provocó esta decisión llegó a los Ministerios de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana y para la Transicición Ecológica y el Reto Demográfico. Sus titulares, José Luis Ábalos y Teresa Ribera, respectivamente, son los destinatarios de sendas cartas de la Consellería de Medio Ambiente, Territorio e Vivenda.
Mediante estos escritos, solicita información de lo acontecido: "Ante la gravedad de los hechos que se recogen en el vídeo y la posible afección que pueden suponer, no sólo para el río Sil, sino también para su entorno natural, biodiversidad y paisaje, solicito que se informe a la Xunta de Galicia de lo ocurrido y de las medidas que se tomarán desde su ministerio", dice el escrito dirigido a la ministra. Ya en el que tiene como destinatario a José Luis Ábalos, Medio Ambiente expone que "dichas imágenes recogen lo que parece una conducta totalmente inadmisible y de la que, en ningún caso, la Xunta tenía conocimiento". Paralelamente, los agentes medioambientales visitaron la zona para analizar la posible afección al río y la Dirección Xeral de Calidade Ambiental envió a sus inspectores para determinar si se cometió alguna infracción.
El método elegido para retirar los vagones no solo preocupa en Santiago. La acción tampoco gustó en Madrid. La destinataria de una de las cartas que envió Medio Ambiente, Teresa Ribera, escribió en su cuenta de twiter: "Descabellado. La Confederación Hidrográfica do Miño-Sil abre expediente. La manera de despejar las vías ocupadas por vagones descarrilados en ningún caso puede ser 'despeñarlos' al cauce. Deberán sacarse de allí y aclarar lo sucedido en Carballeda", dijo la ministra para la Transición Ecológica.

hidrográfica
De este departamento depende la Confederación Hidrográfica do Miño-Sil, que también se pronunció, anunciando la apertura de "diligencias previas para investigar y determinar los daños al dominio público hidráulico", causados por la caída de los vagones. Explicó que realiza un seguimiento de las posibles afecciones a la calidad de las aguas con muestreos, además de visualizar vídeos y fotografías para esclarecer los hechos. Con ello busca, "si fuesen constitutivos de infracción de la legislación de aguas, proceder a la incoación del correspondiente expediente sancionador". En un principio, este organismo tiene claro que "los vagones habrían sido empujados de forma intencionada para que se produjera su caída por el talud". Además, recordó que la operación no había sido autorizada.
A su vez, el Adif, que depende del Ministerio de Transportes, anunció el inicio del operativo para retirar los vagones. Estos trabajos obligaron a suspender nuevamente el tráfico ferroviario, desviando Renfe por carretera a los pasajeros. Los trabajos consistirán en desmontar los vagones para facilitar su traslado. En esta tarea, empleará dos grúas de carretera de 80 toneladas, que estabilizarán los vagones próximos a la vía y permitirán descender a trabajadores y equipos hasta el que cayó a la orilla del Sil. Para permitir que trabajen las grúas, construirá un acceso para vehículos de 400 metros de longitud, entre la estación de Sobradelo y el punto donde descarriló el convoy. Según sus estimaciones, la retirada de los cuatro vagones llevará una semana. Paralelamente, la empresa investiga qué sucedió en el encarrilamiento de los 11 vagones descarrilados.

fuerzas políticas
Los hechos no pasaron desapercibidos para las fuerzas políticas, a las críticas de PP, PSOE y BNG se sumaron ayer las de otros partidos. "¡Qué barbaridad! ¿Cómo es posible que una entidad pública como Adif haga esto? Se debería dar el mejor ejemplo. Es absolutamente intolerable", dijo la presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas. A su vez, Santiago Abascal, líder de Vox, comentaba en twiter, refiriéndose a Isabel Pardo de Vera: "La presidenta de Adif, una gallega que contamina el Sil".
Para los ecologistas de Adega es precisa una investigación de la Fiscalía, en tanto que el sector ferroviario del sindicato CGT-Galicia envió una carta al Ministerio de Transportes para que "inicie una investigación sobre as empresas Renfe-Mercancías, Adif e a empresa contratista á que pertencía a escavadora" y las causas del descarrilamiento.n