Atlántico

GALICIA

Los profesores irán a la huelga del 12 de diciembre para dar menos horas de clase

Los sindicatos gallegos han tomado una posición "unánime" para reclamar a la Xunta "recuperar las condiciones laborales anteriores a los recortes de 2011" con movilizaciones durante noviembre y diciembre en el territorio gallego.
Los profesores irán a la huelga del 12 de diciembre para dar menos horas de clase

Todas las fuerzas sindicales con representación en el ámbito de la educación han explicado que en 2011 el Gobierno de Alberto Núñez Feijóo "aumentó las horas lectivas del profesorado de secundaria y primaria". Ahora, los sindicatos se reivindican: "no pedimos trabajar menos, pedimos trabajar mejor". A su juicio, existe la posibilidad de "recuperar" lo que les "arrebataron" durante la crisis.

No entienden que la Consellería de Educación y su máxima responsable, Carmen Pomar, actúe con "tanto desprecio" hacia sus demandas, que lo que buscan es "cambiar el número de horas lectivas", para ofrecer una "mejor atención a los alumnos" y no "reducir el cómputo global de horas" de los profesores.

"En 2011 Feijóo derogó el decreto de 2007", ha manifestado Suso Bermello de la CIG. Con esta medida, los docentes de secundaria pasaron a trabajar de 18 a 20 horas lectivas y los de primaria de 21 a 25" a la semana. "Esto es una decisión política" que se puede revertir, pero que el Gobierno gallego niega "por cabezonería política".

Por este motivo, las fuerzas sindicales han convocado diversas movilizaciones. El 13 de noviembre todos los delegados sindicales se reunirán ante Educación. Una semana después, el 21 de noviembre, se celebrarán concentraciones de profesorado en las siete ciudades gallegas y el 12 de diciembre está convocada una huelga general de todos los docentes.

DEMANDAS

Además, Bermello ha puesto sobre la mesa otros problemas que afectan a la educación pública gallega, como el cierre de las unitarias en el rural o el agrupamiento de diferentes edades en estas zonas. También la "asombrosa carga burocrática" de los profesores, la elección de los equipos directivos de forma "antidemocrática" o "la obligación de impartir especialidades que no forman parte de la formación académica" de los docentes.

Por su parte, la secretaria de Ensino de la UGT, Paula Carreiro, ha hecho hincapié en que esos recortes afectaron y afectan al "alumnado que precisa de atención a la diversidad, y también a los diferentes tipos de familia".

Para José Carlos Fernández de Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), "la situación no se puede prolongar, la Xunta fue extremadamente diligente en el momento de recortar, pero no lo está siendo a la hora de devolver los derechos".

"DEMAGOGIA BARATA DE LA XUNTA"

En cuanto al contexto que rodea esta situación, los representantes sindicales han criticado que la Xunta utilice "demagogia barata" para no querer "ni negociar" la restauración de las condiciones de los docentes. Acusan al Gobierno de Feijóo de valerse de la "falta de fondos desde Madrid" al que alude Educación y del escenario político del país.

Proclaman "tener una economía saneada", pero Bermello se pregunta si el Ejecutivo gallego "tiene capacidad para decidir o tiene que esperar a que Génova diga cómo actuar".

Pide que la Xunta "no insulte a la inteligencia del profesorado ni a la ciudadanía". "Siete comunidades (Asturias, Andalucía, Canarias, Cantabria, Euskadi, Extremadura y Navarra) han conseguido llegar a acuerdos sin fondos estatales" y no permiten que se utilice ese argumento "como arma política".