La Cámara autonómica celebró un pleno extraordinario para conmenorar esta efemérides

El Parlamento cumple 30 años de convivencia democrática

El Parlamento de Galicia durante el pleno conmemorativo de su trigésimo aniversario, en Santiago. (Foto: LAVANDEIRA)
El Parlamento de Galicia celebró, con un pleno extraordinario, el 30 aniversario de la institución, que su presidenta, Pilar Rojo, consideró como el de 'mayor desarrollo de la historia' de la Comunidad.
A la sesión plenaria asistieron numerosos diputados de las anteriores legislaturas, además de los tres presidentes del legislativo gallego, Tomás Pérez Vidal, José María García Leira y Dolores Villarino.También asistieron al pleno los expresidentes de la Xunta Gerardo Fernández Albor, Fernando González Laxe y Emilio Pérez Touriño.

'Treinta años del Parlamento de Galicia es una ocasión para reafirmar el compromiso con la democracia, el autogobierno , la palabra y con la razón', destacó Pérez Touriño.

Pilar Rojo afirmó ante los diputados que el inicio del parlamentarismo gallego fue una época 'de gran ilusión, pero también de ciertas desconfianzas y dudas ante la necesidad de asentar las instituciones del estatuto aprobado ese mismo año. En la sesión conmemorativa intervinieron también los tres portavoces de los grupos. Pedro Puy, del PPdeG, hizo un recorrido histórico hasta llegar al constitucionalismo moderno, con el paso de un parlamento al servicio del rey a las cámaras que representan y sirven al pueblo.

Se refirió asimismo a las movilizaciones de 1979 en contra de la disposición final tercera de un anteproyecto que sometía -dijo- el Parlamento a las Cortes Generales, incluso en sus competencias propias, de forma que, frente a las autonomías fuertes de Cataluña y País Vasco, Galicia fuese el patrón de autonomía débil para el resto.

Para Puy, la existencia misma del Parlamento es la prueba más evidente de la democracia misma.


CONVIVENCIA DEMOCRÁTICA

También el portavoz socialista Abel Losada resaltó la consolidación de la convivencia democrática y recordó que su partido es el único que estuvo en todos los procesos de elaboración y consolidación del marco que hoy rige el autogobierno gallego, en 1936 y en 1981. Para el socialista, hoy los «monstruos que amenazan este preciado logro se encuentran en otros parajes, como es la grieta cada vez mayor entre la economía, la política y la ciudadanía». Losada comentó que «un comienzo confuso dio paso a un período de sometimiento a la excesiva dependencia del Ejecutivo, por causa de la configuración de la Cámara, de las mayorías absolutas que se produjeron en ella por la voluntad de la ciudadanía». Se refirió también a que fue un presidente socialista, Pérez Touriño, quien convirtió en habituales sus comparecencias en las sesiones plenarias y una socialista la primera presidenta de la Cámara.

El portavoz lamentó que no se produjera la necesaria reforma del Estatuto, a pesar de lo cual reafirmó que 'hoy nadie entendería Galicia sin sus instituciones' El representante del BNG, Carlos Aymerich, valoró el papel histórico del Parlamento, a pesar de «imágenes contradictorias», como la expulsión de los tres diputados nacionalistas en la primera legislatura.

El portavoz subrayó la importancia del Gobierno de las mayorías que se refleja en los Parlamentos, aunque criticó que cada vez más potente el gobierno de los mercados, que 'se muestra contrario a la democracia'.

Te puede interesar