Atlántico

GALICIA

Ourense, ya en manos de Jácome: "El objetivo es transformar esta ciudad"

El apoyo del PP entrega el bastón de mando al líder de DO, que promete "ser el alcalde de todos para que Ourense no muera"

Gonzalo Pérez Jácome, durante su discurso tras ser proclamado alcalde de Ourense.
Gonzalo Pérez Jácome, durante su discurso tras ser proclamado alcalde de Ourense.
Ourense, ya en manos de Jácome: "El objetivo es transformar esta ciudad"

El empresario Gonzalo Pérez Jácome (Ourense, 1969), líder y fundador de Democracia Ourensana, fue proclamado ayer a las 10,40 horas como undécimo alcalde de Ourense desde la celebración de las primeras elecciones democráticas en 1979. Sin sorpresas, aunque sí con una elevada dosis de tensión en el recuento ya que no fue hasta la última papeleta por escrutar cuando se confirmaba que Jácome alcanzaba la mayoría absoluta de 14 votos, proporcionados por los siete concejales de su grupo y los siete del PP, formalizando así el acuerdo que alcanzaron el viernes ambas formaciones para gobernar en coalición Concello de Ourense y Diputación.
El nuevo regidor releva en el cargo a Jesús Vázquez, que antes de abrir la puerta a abandonar la Corporación, fue uno de los siete ediles populares presentes en el pleno que prestó su apoyo a DO en una investidura en la que solo el candidato del PSOE, Rafael Rodríguez Villarino, se postuló para asumir la Alcaldía recibiendo 11 votos (los nueve de su partido y los dos del BNG), mientras que Cs optó por dejar en blanco sus dos papeletas.

“¿Y ahora qué hago?"
"¿Y ahora qué hago?", le preguntó Jácome a la responsable de Protocolo tras recoger el bastón de mando de la mano del concejal del PP Mario Guede, que junto al socialista Borja López conformaron la mesa de edad que presidió el pleno, conducido por el secretario municipal, Luis María Bermúdez, que fue confirmando puntualmente que credenciales y declaraciones de los ediles electos cumplían los requisitos legales.
Cumplido el guion, llegó el turno de la primera intervención pública de Jácome como presidente de la Corporación ourensana, en el que bromeó con el ajustado recuento de los votos. "No podía ser de otro modo, al límite", destacó el líder de DO, prometiendo "ser el alcalde de todos" y tildando de "hito" su llegada al cargo al frente de una formación independiente, aunque consciente de que lo más difícil está todavía por llegar.
"He recibido cientos de felicitaciones desde ayer y yo me pregunto por qué. No he cumplido ningún sueño y lo que he hecho hasta ahora a la gente le debería dar igual porque no les cambia nada, lo que sí les cambiará será conseguir las primeras escaleras mecánicas, un centro de inteligencia artificial o un parque acuático. Ahí sí me sentiría realizado. Entrar como alcalde no me dice nada si no puedo cambiar la ciudad, transformarla y el objetivo de salvar Ourense empieza ahora", señaló Jácome ante el pleno, en una intervención en la que no mencionó para nada al PP, que será su socio de gobierno, sino solo a que "mis compañeros del partido y yo nos ponemos desde el lunes".
Sí quiso fijar Pérez Jácome dos grandes retos para el mandato. "Quiero que en Ourense se viva mejor, algo que no es muy difícil y deberíamos darlo por hecho porque es como una gran comunidad de vecinos, pero sobre todo que se pueda vivir, frenando esa sangría que de continuar nos convertirá en una villa grande, en una ciudad fantasma. Enfrentarse a que un Ourense moribundo no muera es un reto", reflexionó.
Asimismo, pese a tener que gobernar en coalición y cambiar por el camino algunas de las propuestas y varios de los posicionamientos con los que concurrió a las elecciones, el nuevo alcalde de la ciudad garantizó en un curioso equilibrio que "jamás traicionaremos nuestros principios". Tras confesar "haber fracasado en casi todo lo que he hecho" a lo largo de su trayectoria personal y profesional, confía en que este nuevo reto no se le atragante. "Hay llamadas que no puedes evitar", concluyó.