Galicia

El ocio nocturno se encierra por el futuro de sus negocios

Galicia

Galicia

El ocio nocturno se encierra por el futuro de sus negocios

Los empresarios del sector consideran que las administraciones les están llevando "a la muerte"

Empresarios y trabajadores del ocio nocturno se encerraron ayer en toda España a modo de protesta en sus locales para pedir la ampliación de los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) y evitar "la muerte" de miles de empresas y empleos ante los cierres y restricciones decretados por los gobierno regionales. 
En Galicia la protesta se focalizó en locales de Vigo y A Coruña. Así, gerentes, propietarios y plantillas se concentraron para leer un manifiesto ante sendos locales de las dos ciudades, en una iniciativa convocada a nivel de toda España por la Federación Nacional de Empresarios de Ocio y Espectáculos, y respaldada por "Galicia de Noite".
Bajo el lema "Insomnio. Nos habéis quitado el sueño", este colectivo recordó que llevan 6 meses "sin apenas actividad" y que viven una "situación desesperada". Asimismo, denunciaron la "negligencia, injusticias y arbitrariedad de las actuaciones de la Administración, que están llevando al abismo a uno de los sectores emblemáticos de la actividad turística".
Según señala Galicia de Noite, casi el 25% de los locales de ocio nocturno en la comunidad han echado el cierre y, hasta finales de este año, se estima que "se pueden destruir más de 4.690 empleos directos y arruinar el 69,29 % de las pymes del sector del ocio y los espectáculos".

Reivindicaciones
Entre las reivindicaciones de estos empresarios, están que se aclaren las condiciones de ampliación de los ERTE, para saber qué empresas se beneficiarán y cuáles "quedarán desprotegidas"; también reclaman un "plan de rescate" para los locales ocio, de manera que se amplíen los plazos de amortización de los créditos del Instituto de Crédito Oficial (ICO), que se bonifique el 100% de las cotizaciones a la Seguridad o se supriman las cuotas de autónomos, además de que se otorguen ayudas directas para el pago del alquiler de los locales.
Músicos, camareros, relaciones públicas, animadores, directores de sala y responsables de estos establecimientos nocturnos se han encerrado para exigir al Gobierno nacional un plan que "garantice su supervivencia".
Desde el ocio nocturno se han establecido unas “mecánicas del encierro” para cumplir con las prevenciones de contagio, en las que indican que en los locales puede estar un máximo de seis personas y el establecimiento deberá permanecer cerrado al público, sin ambientación musical ni iluminación espectacular.
Por otro lado, los locales que han participado en el encierro deberán hacerlo por un mínimo de tres horas pero animaron a que se realizase la vigilia toda la noche hasta las siete de la mañana. 

Cerca de 650 locales han bajado la persiana para siempre en Madrid

En Madrid, un total de 647 locales ya han cerrado sus puertas, lo que representa el 24,95 % de establecimiento, según datos de Noche Madrid y España de Noche. Para finales de año, estiman que se destruirán "más de 9.300 empleos directos, y arruinará el 69,29 por ciento de las pymes del sector del ocio y los espectáculos, 1.800 del total de las 2.600 empresas que existían en la Comunidad cuando empezó la crisis del coronavirus".
El ocio nocturno exige un "plan de rescate" para que se amplíen los plazos de amortización de los créditos ICO, la bonificación al 100 % de las cotizaciones a la Seguridad Social, la supresión de la cuota de autónomos. Aunque su "principal preocupación" son los ERTE ya que "no saben si sus empresas están incluidas en la prórroga o no", señalan.
A falta de diez días para que finalice el plazo de la vigencia de los ERTE, el ocio, la hostelería y los espectáculos "siguen sin tener claras las condiciones de la ampliación ni qué tipo de empresas dentro del sector se beneficiarán y cuáles quedarán desprotegidas", ha insistido. El ocio nocturno se siente "la cabeza de turco" de la crisis del coronavirus ya que han sido "injustamente estigmatizados" con la propagación del virus cuando, según afirman, son "el dique de contención" a los botellones y las masivas reuniones en casas. n

Más en Galicia
Comentarios