Galicia

El nuevo plan contra el fuego prevé detener más incendiarios

Galicia

Galicia

El nuevo plan contra el fuego prevé detener más incendiarios

Una avioneta suelta agua para apagar un fuego, con la ciudad de Ourense al fondo.
photo_cameraUna avioneta suelta agua para apagar un fuego, con la ciudad de Ourense al fondo.
La Xunta se fija como objetivo para esta campaña no superar las 17.000 hectáreas quemadas
n n n La Xunta se fija el objetivo de que ardan menos de 17.000 hectáreas en 2020, en el marco de una campaña en la que se buscará "incrementar" la detención de incendiarios, al tiempo que se tratará de reducir la media de 548 fuegos anuales registrados en la última década. Estas son algunas de las cifras que se recogen en el plan de lucha contra el fuego (Pladiga) de la actual campaña, un documento provisional a falta de ser trasladado al Consello Forestal de Galicia antes de su posterior aprobación por el Consello de la Xunta.
Tras un 2017 marcado por la ola de fuegos en el que hubo más de 62.000 hectáreas arrasadas, Galicia vivió dos años con un descenso significativo de terreno quemado en 2018 (2.600 hectáreas) y 2019 (6.838 hectáreas). Ahora, para 2020, el Gobierno gallego señala que sería "óptimo" no alcanzar las 17.000 hectáreas -cerca de 5.300 de ellas de superficie arbolada-, y quedarse de este modo por debajo de la media de los últimos 10 años tras eliminar los valores más altos y bajos de la serie.
Mientras, se trabajará para que la media de superficie quemada por cada fuego no llegue a cinco hectáreas. La meta es mantener en el 70% del total la tasa de los incendios de una hectárea o menos. Asimismo, se espera que los fuegos de más de 25 hectáreas estén por debajo del 2% y que no se activen más de 13 veces las situaciones de tipo 2, en las que están amenazadas viviendas por el fuego.
Para la campaña de este año habrá 120 cámaras operativas en una red de videovigilancia que cubrirá el 59% del territorio, cinco puntos por encima de lo que se abarcaba en el Pladiga de 2019. Además, se "comprarán más" drones y se incrementará la formación de agentes en su manejo. Se usarán para tareas de prevención y detección de incendios, vigilancia de las obligaciones de control de la biomasa y para investigación.
Junto a esto, está previsto un plan piloto de "sensorización" que permita disponer de datos meteorológicos "permanentemente actualizados" del entorno en el que se produzca un incendio forestal. Se mantiene el teléfono 900 815 085 para que realicen denuncias anónimas sobre actividad incendiaria.n

Más en Galicia
Comentarios