Galicia

La nueva selectividad, con menos alumnos por aula pero más vigilancia

Galicia

Galicia

La nueva selectividad, con menos alumnos por aula pero más vigilancia

Alumnos durante las pruebas de la ABAU de 2019.
photo_cameraAlumnos durante las pruebas de la ABAU de 2019.
La Comisión Interuniversitaria evitará que se produzcan aglomeraciones

nnn Galicia ultima la preparación para la selectividad. A falta de un mes para las pruebas de la ABAU, que se celebrarán entre el 7 y el 9 de julio en su convocatoria ordinaria, ayer se dieron a conocer las medidas organizativas para garantizar la seguridad de los miles de alumnos y docentes que acudirán a las diferentes sedes por el territorio. La principal novedad de esta planificación, completamente orientada a atender la situación provocada por la crisis sanitaria, es la dotación de recursos disponibles: se multiplican las comisiones delegadas (serán unas 56), habrá menos alumnos por aula, los estudiantes estarán más distribuidos, y también se contará con muchos más docentes y vocales para vigilar el cumplimiento de las medidas de seguridad.
Todo ello estará planificado, según explicó Pedro Armas, delegado de la USC y vicepresidente de la Comisión Interuniversitaria de Galicia (CIUG) para evitar que se produzcan aglomeraciones, reduciendo "prácticamente a la mitad" el número de alumnos por aula y multiplicando, en consecuencia, los recursos docentes necesarios. En este sentido, Armas valoró la "buena predisposición" desde los centros para participar en las comisiones, en las que colaborará "mucho profesorado" de enseñanza media.

unos 10.000 alumnos
La organización hizo estos cálculos  teniendo en cuenta la matrícula habitual de estas pruebas, que suele superar los 10.000 alumnos, y será diferente en el caso de los que realicen en las universidades de Santiago y Coruña, por un lado, y la de Vigo por otro. En los dos primeros casos, las pruebas se realizarán en todas las facultades con módulos inferiores a 50 alumnos. En Vigo se realizará un modelo combinado por la mayor dispersión, de modo que algunas comisiones se ubicarán en pabellones o institutos comarcales para aprovechar el área de influencia y lugares de origen, como Tui o Ponteareas.
Cada lugar tendrá una organización específica, y contará con la colaboración de los ayuntamientos y las Diputaciones para realizar traslados de materiales y otras casuísticas.
El papel del profesorado será esencial durante la realización de los exámenes, y habrá una mayor dotación tanto para controlar los exámenes como el movimiento en pasillos, corredores, descansos y en el entorno del centro. La figura de los presidentes de las comisiones cobran así un "mayor protagonismo este año, añadió Pedro Armas, puesto que van a ayudar en el diseño del circuito de acceso al centro y el movimiento de personas en el inmueble.El alumnado accederá a las sedes formando colas manteniendo las distancias interpersonales. n

Comentarios