Los municipios gallegos concedieron en julio licencias para construir 2.400 nuevas viviendas, un 41% menos que en 2007

Los ayuntamientos gallegos concedieron el pasado julio licencias para construir un total de 2.468 viviendas de nueva planta, cifra que supone un 41 por ciento menos que las registradas el mismo mes del año anterior, según la Estadística de construcción de edificios del Instituto Galego de Estatística (IGE).
Los permisos municipales emitidos en la comunidad gallega disminuyeron un 15,4 por ciento con respecto al mismo periodo de 2007, al pasar de 726 a 614 licencias. Asimismo se redujo más de un 35 por ciento la superficie dedicada a edificación de nueva planta que en julio se situó en los 507.000 metros cuadrados.

Por el contrario, la obras de rehabilitación aumentaron un 14 por ciento con respecto a julio de 2007, después de que los municipios gallegos concediesen licencias para realizar obras en 199 edificaciones, frente a las 174 del año anterior. Esos permisos permitieron actuar en 134 viviendas, un 9,4 por ciento menos que en julio de 2007.

De igual modo, también se incrementaron las licencias municipales para la demolición de edificios, al pasar de las 91 del año pasado a las 95 del presente. Estas obras afectaron a 90 viviendas, un 55 por ciento menos que en 2007.

Te puede interesar