OURENSE

Detectan un vehículo que circulaba en zig-zag por A-52 llegando a A Cañiza, el conductor cuadriplicaba la tasa de alcoholemia

La Guardia Civil de Tráfico ha interceptado un vehículo que circulaba en zigzag por la autovía A-52 en la provincia de Ourense y cuyo conductor cuadriplicó la tasa máxima de alcoholemia permitida.

Detectan un vehículo que circulaba en zig-zag por A-52 llegando a A Cañiza, el conductor cuadriplicaba la tasa de alcoholemia

Según ha relatado el Instituto Armado, sobre las 18,00 horas del pasado Jueves Santo un agente de la Guardia Civil destinado en el equipo de Atestados del Destacamento de Tráfico de Verín realizaba un desplazamiento en su vehículo particular por la autovía A-52 en sentido a O Porriño (Pontevedra) cuando vio un vehículo que circulaba de "forma anómala".

En concreto, a la altura del kilómetro 202 observó a un Seat León que circulaba en zigzag, por lo que este agente comunicó a la central del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense el hecho e indicó por dónde circulaba el vehículo y el itinerario que realizaba, así como las anomalías que observaba, a la vez que le realizaba un "discreto seguimiento", han indicado las mismas fuentes.

La central dispuso que una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense detuviera el vehículo y comprobara cuáles eran los motivos por los que el conductor no realizaba una conducción correcta. Así, tras realizar la prueba de alcoholemia, el individuo obtuvo resultado positivo de 1,08 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, cuadruplicando el límite de la tasa permitido.

Por tal motivo, se le instruyeron diligencias y se le citó para la celebración de un juicio rápido en el que puede ser condenado a la pena de prisión de tres a seis meses o multa de seis a doce meses o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días, y "en cualquier caso, la de privación del derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a uno y hasta cuatro", recuerda la Benemérita.

Por parte del Subsector de Tráfico de la Guardia Civil de Ourense se hace un llamamiento "a la responsabilidad de los conductores", para que "no se pongan al volante cuando hayan ingerido drogas o alcohol" y, añade, "siempre que no se encuentren en las mejores condiciones para realizar una conducción de vehículos segura".