Indemnizados con 126.000 euros los padres de un bebé herido en Vigo

Los padres del bebé gravemente herido en diciembre del año 2008 por la caída de cascotes que se desprendieron de un balcón en Vigo durante la colocación de la decoración navideña recibirán una indemnización de 125.991 euros, según informaron fuentes jurídicas. El titular del Juzgado de Instrucción número 2 de Vigo condenó por una falta de lesiones a siete de los once imputados: empleados y socios de las dos empresas encargadas de la instalación del alumbrado, Gedemon y Vicalfri, que afrontarán el pago de las indemnizaciones junto a sus respectivas compañías aseguradoras.
Asimismo, deberán indemnizar a la cuidadora del bebé que también recibió el impacto de los cascotes con 1.101 euros, y compensarán al Servicio Galego de Saúde con 37.881 euros por los gastos del tratamiento y la rehabilitación de la niña, que sufre varias secuelas por el accidente.

Por el contrario, absolvió a dos técnicos municipales, al director de la oficina de Banesto de la calle Príncipe con Velázquez Moreno de la que cayeron los cascotes y a la empresa encargada del mantenimiento interno de la misma, Eulen. A estos últimos la fiscalía había eximido en sus conclusiones, en las que fijaba la indemnización para los padres del bebé en 95.200 euros.

Te puede interesar