Atlántico

GALICIA

El fuego de A Gudiña, el mayor del año: "Pasamos moito medo"

 "A noite foi moi alborotada. Claro que pasamos medo porque o lume estaba cerca das casas.
Un coche ayer sobre la autovía.
Un coche ayer sobre la autovía.
El fuego de A Gudiña, el mayor del año: "Pasamos moito medo"

Eu son maior e só puiden saír ata a porta, que xa non dou andado". Habla Nieves Montesinos, de 90 años y vecina de San Lorenzo (A Gudiña), una de las aldeas cercadas por el incendio forestal de la parroquia de Barxa que ayer a las 18,40 horas quedó estabilizado, tras entrar por Portugal en la tarde del viernes y arrasar unas 440 hectáreas, según las estimaciones de Medio Rural. La superficie afectada podría ser mayor y agentes forestales apuntan incluso a un mínimo de 500 hectáreas quemadas. Es el mayor incendio del año en la provincia y, a falta de las mediciones finales, el segundo más grande de Galicia tras el de Monforte de Lemos declarado el pasado lunes y que quemó en torno a 700 hectáreas.
El alcalde de A Gudiña, Jose María Lago, agradece a "todos os medios que actuaron nunha noite moi complicada". En el control del incendio trabajan un técnico, diez agentes, 29 brigadas, 17 motobombas, cuatro palas, cuatro helicópteros, dos aviones y  la Unidade Militar de Emerxencias (UME), que movilizó a 85 militares y 25 vehículos. El Ministerio de Agricultura desplegó en la zona dos aviones anfibios de alta capacidad de las bases de Valencia y Zamora.

Medio millar de vecinos
Las aldeas de O Seixo y San Lorenzo, que juntas no llegan al medio millar de vecinos, vivieron momentos de angustia por la cercanía de las llamas en la madrugada del sábado.  En concreto, hubo que decretar la alerta de nivel dos como medida preventiva tras la cercanía de las llamas en O Seixo.  También se vio afectada la aldea de Pena de Souto.
"Os veciños son xente maior e topámonos co problema que ten o rural: os montes abandonados", dice el alcalde de A Gudiña, que se alegra de que no haya que lamentar daños personales. Según conoció el regidor, "arderon dúas máquinas dunha procesadora de leña e unha palleira vella". "Non houbo desaloxos, pero a xente saíu das casas porque o o lume cercou as aldeas", explica.
Una de las vecinas que salió a la calle en la madrugada del viernes es Consuelo Gómez, de 76 años y residente en la aldea de San Lorenzo, en la que hay unos 40 vecinos. "Foi unha noite complicada. Tiñamos medo na casa. Por sorte non chegou ás casas. Aquí somos todos vellos", explica la mujer. 
Manuela Rodríguez, de 83 años,también de San Lorenzo, todavía tenía el susto en el cuerpo en la tarde de ayer. "Aínda se ve moito fume polo monte. Asustámonos moito pero gracias a dios  que non foi nada. Puido chegar ás casas e non chegou. ", cuenta la vecina. Hasta A Gudiña, se desplazaron también el conselleiro de Medio Rural, José González. 
Según los datos de Medio Rural, en la tarde de ayer quedaron estabilizados otros dos incendios en la provincia. Uno en la parroquia de Navallo, en Riós, afectó a 60 hectáreas y en Chandrexa de Queixa se estabilizó el fuego que afecto a 20 hectáreas. Quedaba estabilizado también el que afectaba por la tarde a Quiroga (Lugo), y en el que ardían 10 hectáreas.n