Atlántico

GALICIA

Feijóo lamenta la "tomadura de pelo" por el Gobierno socialista

El presidente de la Xunta reitera que el Ejecutivo central debe afrontar el pago del total de la deuda
María Jesús Montero, titular del Ministerio de Hacienda, el pasado miércoles, en el Congreso.
María Jesús Montero, titular del Ministerio de Hacienda, el pasado miércoles, en el Congreso.
Feijóo lamenta la "tomadura de pelo" por el Gobierno socialista

El presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, volvió a reclamar ayer al Gobierno central "la totalidad del dinero" que el Estado debe transferir a las comunidades autónomas al tiempo que lo acusó de estar gobernando de forma "frívola y sectaria". "Lamentablemente nos están tomando el pelo", aseguró en el transcurso de unas declaraciones públicas realizadas en Mar del Plata, durante su visita a Argentina, en las que reiteró que la Xunta tenía razón "desde el primer momento", ya que "no existen razones objetivas para explicar el porqué de no pagar todo el dinero que se les debe a las comunidades".
Para el máximo responsable del Ejecutivo gallego, el cobro de esa deuda del Gobierno central que dirige el socialista Pedro Sánchez es necesaria para "que no haya tensiones de tesorería", para "poder pagar en tiempo y plazo la extra de Navidad, los fármacos del mes de diciembre y la dependencia" de los más mayores de ese mismo mes.  Reiteró además la reclamación de "liberar" la totalidad de la deuda e insiste en que "al principio, cuando empezó a aflorar esta deuda se decía que era un invento de la Xunta", pero a pocas horas de conocerse la nueva convocatoria electoral "dicen que van a pagar una parte", por lo que hace un llamamiento al "respeto".

marcha atras de hacienda
Estas declaraciones del presidente gallego se produjeron después conocerse que el ministerio que dirige María Jesús Montero tiene ahora intención de abonar la deuda pendiente con las autonomías, que hasta ahora había considerado muy difícil de hacer efectiva con un Gobierno en funciones. Ayer mismo, Hacienda aseguró que  sigue trabajando intensamente para encontrar una solución que permita abonar a las comunidades autónomas las cantidades pendientes de las entregas a cuenta y "confía" en encontrarla "cuanto antes".
Así lo aseguraron fuentes de ese departamento ministerial, ministerial, que no quisieron pronunciarse sobre la información de El País que apunta a que esa solución ya está diseñada y permitirá desbloquear 4.500 millones de euros para realizar los pagos antes de que acabe septiembre. Las citadas fuentes se limitan a indicar que Hacienda confía en encontrar una solución a un problema que es muy complejo y dicen no poder aventurar si se hallará "durante este mes, el siguiente o el otro".
"Tenemos claro que ese dinero tiene que estar cuanto antes en manos de las comunidades autónomas y que su financiación no puede depender de que haya Presupuestos o Gobierno, pero la situación es la que es", aseguraron.
En cualquier caso, lo cierto es que con la convocatoria de elecciones para el 10 de noviembre es muy poco probable que se vaya a constituir un Gobierno antes de que acabe 2019, lo que abre la puerta a que el Ejecutivo en funciones abone esas cantidades sin saltarse el dictamen al respecto de la Abogacía del Estado.
Ese órgano, integrado en el Ministerio de Justicia, apuntó en agosto que el Gobierno en funciones no podía realizar los citados pagos -correspondientes a la mejora de la recaudación tributaria durante este año- porque con esa medida podría condicionar la actuación del siguiente Ejecutivo. Con los plazos actuales, y dado que estos pagos se corresponden con 2019 y deberían efectuarse antes del 15 de diciembre, el Ejecutivo actual puede alegar que su abono no condicionará la actuación del próximo Gobierno, que se formará en todo caso en 2020.
El jueves, la titular de Hacienda, María Jesús Montero, dijo que "casi" tiene lista una solución, aunque hay que "dejar que trabajen los cuerpos técnicos del Ministerio, que son los que definitivamente la tienen que validar".