Rajoy respalda al presidente del PP gallego, a quien define como una persona ‘capaz, eficaz y que sabe gestionar’

Feijóo dice que el PP se ‘esforzará más que nunca’ para ganar en Galicia y acabar con ‘las prácticas caciquiles’

Feijóo y Rajoy, en Madrid. (Foto: Gustavo Cuevas)
El presidente del PP de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, se planteó las próximas elecciones autonómicas como el reto de su vida y aseguró que su partido se esforzará ‘más que nunca’ para obtener mayoría absoluta y poder gobernar en la comunidad, liderando así un proyecto ‘de Galicia abierta, vertebrada, con calidad democrática y que termine con las prácticas caciquiles’.
Durante su intervención en el Forum Europa, Feijóo señaló que Galicia se acerca a ‘un momento crucial’ como son las elecciones autonómicas, que previsiblemente se celebrarán el próximo mes de marzo, y manifestó su esperanza de que ‘se respete’ la voluntad de los ciudadanos y pueda gobernar el partido más votado.

En este sentido, reconoció que los 'populares' son conscientes de que necesitan la mayoría absoluta para gobernar en la comunidad y advirtió de que, según las actuales alianzas, el futuro presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ‘no podría gobernar en la Xunta de Galicia’ porque ‘sólo obtuvo seis puntos de diferencia respecto a los republicanos’ mientras que el PP en las últimas elecciones gallegas ‘tuvo diez puntos de diferencia y se quedó a un escaño de la mayoría absoluta’.

Feijóo afirmó que, siguiendo con las alianzas postelectorales, Adolfo Suárez tampoco hubiera llegado nunca a presidir el Gobierno de España. ‘Ganar y gobernar está bien, perder y gobernar está mal’, insistió en referencia al pacto alcanzado por PSOE y BNG en las últimas elecciones autonómicas gallegas.

‘Dentro de una semana seré proclamado por mi partido candidato a la Presidencia de la Xunta de Galicia. Es el reto de mi vida, una responsabilidad y el mayor honor de quien se identifica con los principios del PP’, indicó Feijóo arropado por una amplia representación de dirigentes 'populares' como el ex presidente gallego y senador Manuel Fraga; la secretaria general del partido, María Dolores de Cospedal; la portavoz en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría; y la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre.

RAJOY: ‘FEIJOO DISFRUTA RESOLVIENDO PROBLEMAS’

El encargado de presentar su intervención fue el presidente nacional del partido, Mariano Rajoy, quien respaldó al futuro candidato 'popular' a la Xunta y aseguró que se trata de una persona que ‘quiere a Galicia, es capaz, eficaz y sabe gestionar’. Así, tras hacer un breve repaso de su trayectoria, destacó que Feijóo ‘disfruta resolviendo problemas’ porque ésta es una característica que aparece ‘en su código genético’.

Además, insistió en que se trata de un ‘gestor eficaz’ que realiza una gran ‘defensa del interés general’ y aseguró que Galicia es ‘mucho mejor que su gobierno’. ‘Alberto Núñez Feijóo es el prototipo de persona con vocación por la cosa pública’, concluyó.

‘OTRO RUMBO ES POSIBLE’

Durante su intervención, el presidente del PP gallego aseguró que la Comunidad de Galicia está ‘a punto de cerrar una etapa’ y lamentó que los gallegos no vivan mejor que hace tres años cuando comenzó el gobierno bipartito. ‘Por eso es necesario otro rumbo, que es posible’, argumentó.

A su juicio, uno de los principales problemas de Galicia es que el gobierno autonómico ‘carece de un proyecto político coherente y compartido’ y que ‘no es capaz de generar confianza e ilusión’. Según enfatizó, esto es consecuencia de que el bipartito se ha dedicado durante esta legislatura a ‘mirar al pasado para destruirlo’, ya que ‘su único objetivo’ era ‘evitar que gobernase el PP’.

De esta forma, presentó su ‘proyecto de futuro’ y asentó el desarrollo de la comunidad sobre cinco ejes: fomentar la economía productiva para la creación de empleo, garantizar la solidaridad entre los más débiles, la ordenación y vertebración del territorio, una gestión pública eficaz y más calidad democrática.

Feijóo resaltó algunas de las ‘incoherencias’ del actual gobierno autonómico y las ‘contradicciones’ entre el presidente y el vicepresidente de la Xunta, Emilio Pérez Touriño y Anxo Quintana, respectivamente. Además, hizo especial hincapié en la necesidad de ‘coordinar’ las acciones del Ejecutivo, ‘impulsar el principio de responsabilidad y erradicar las prácticas caciquiles’.

ESPERAR UN FAX DE OBAMA O SARKOZY

En este contexto, repasó la actual situación económica y lamentó el aumento del desempleo. Por ello, defendió la necesidad de tomar medidas y señaló que, a su juicio, los gobiernos autonómicos también tienen margen para ‘luchar contra la crisis’. ‘Ni España ni Galicia pueden estar sentadas esperando un fax de Obama o de Sarkozy’, subrayó.

De esta forma, indicó que Galicia debe apostar por el desarrollo de determinados sectores económicos y ‘potenciar lo potenciable’ con medidas que apuesten por la sociedad civil y la iniciativa privada. A su juicio, la labor del sector pública es apoyar estos sectores y ‘canalizar’ las actuaciones.

ELECCIONES GALLEGAS EN FUNCION DE LA ECONOMIA

Así, señaló algunos sectores en los que no se genera esta confianza a su juicio ‘imprescindible’ y denunció el ‘culebrón electoral’ gallego que se produjo con los rumores hace unos meses de adelanto electoral. ‘Les voy a decir mi opinión, las elecciones en Galicia se celebrarán en función de un anuncio de recrecimiento de la economía por parte de este gobierno que tenemos’, indicó.

Feijóo explicó algunas de las propuestas económicas que ha realizado en la comunidad y destacó la necesidad de conseguir que los jóvenes se queden a trabajar en Galicia. Además, criticó el ‘nulo’ impulso dado por el Gobierno socialista al tren de alta velocidad y aseguró que, en AVE, la comunidad se encuentra ‘en el furgón de cola’.

‘Galicia, comparativamente con otras comunidades, está peor comunicada con el resto de España que hace cinco años’, enfatizó antes de asegurar que durante este periodo ‘no se licitado ni un solo kilómetro de alta velocidad’ que se sumen a los ya iniciados por los anteriores gobiernos del PP.

El presidente del PP gallego fue preguntado también por una posible fusión de las cajas gallegas y apuntó que el PP, ‘en este momento, no está en ese planteamiento’. ‘En este momento de enorme dificultad lo más importante no es hablar sobre lo que debemos estudiar sino estudiarlo previamente’, argumentó.

De este modo, rechazó comentar una ‘precipitada’ fusión de las cajas gallegas y señaló que, a su juicio, esa debe ser función del próximo presidente de la Xunta ‘y no de un líder político en momentos preelectorales’. ‘Lo que ahora es urgente es combatir el paro y garantizar la suficiencia financiera de las entidades’, reseñó.

También rechazó la propuesta del BNG de crear un Instituto de Crédito Oficial en la comunidad y criticó los cambios de postura manifestados sobre este asunto por el presidente gallego. Según defendió, las labores que podría ejercer este organismo ya están cubiertas.

Te puede interesar