Atlántico

PLENO DEL PARLAMENTO

Feijóo culpa al Gobierno de los problemas en la industria

Afirma que el "caos energético" socialista atenaza a empresas radicadas en Galicia como Alcoa
Feijóo culpa al Gobierno de los problemas en la industria

 El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, reconoció los "problemas en algunas empresas" en Galicia si bien consideró que se deben "al caos energético" del Gobierno. Durante la sesión de control, el presidente gallego recordó la propuesta hecha pública ayer para lograr un precio competitivo de la electricidad y que los partidos la incluyan en sus programas ante las próximas elecciones generales.

De este modo, incidió, se podrían salvar los empleos de empresas como Alcoa y otras compañías que tienen en el coste de la energía uno de sus hándicap para ser competitivos. El viceportavoz del grupo Común de Esquerda, Antón Sánchez, incidió en que son las "decisiones" de la propia Xunta las que han hecho que Galicia "esté en una crisis industrial sin precedentes, por su inoperancia y no solo".

Sánchez criticó la pérdida de empleos industriales con la Xunta y calificó a este gobierno como "inútil" para los trabajadores de las empresas auxiliares de R, de Isowat, de Endesa o de Vulcano, entre otras, ya que "no están entre sus prioridades".
Núñez Feijóo reprochó al diputado del grupo Común da Esquerda que "falsee" los datos de empleo industrial y le recriminó que no hable de "los 2.000 millones" de euros que otras empresas en Galicia que no pasan por problemas están invirtiendo en ampliaciones y otros proyectos. "El problema que tiene Galicia es el caos energético del Gobierno socialista", aseveró Núñez Feijóo, que afirmó que a este grupo "no le importa" Galicia y únicamente intentan "buscar unos cuantos diputados en Madrid".

Discusión con Caballero

Posteriormente, en su debate con el socialista Gonzalo Caballero, el presidente gallego también pidió que los socialistas se sumen a su propuesta de estatuto electrointensivo con el fin de sacar del debate electoral "5.000 empleos" ligados a las industrias electrointensivas. "¿Están de acuerdo en concretar la propuesta en el programa del PSOE? ¿Lo van a introducir o no? Lo vamos a pactar con la ministra de Transición o con quién le dé la gana? Eso es lo que le importa al país", proclamó Feijóo, quien afeó a Caballero lo que considera "servilismo" a Ferraz.

Los dos dirigentes también protagonizaron otro enfrentamiento dialéctico en clave política, tras situar el socialista a Feijóo "echado a la ultraderecha" y le afeó los pactos del PP con Vox. El de Os Peares contraatacó recordando que en varias zonas de España "gobiernan con Podemos, Bildu o con los independentistas catalanes", y subrayó que en Cataluña gobiernan con independentistas "en 43 ayuntamientos y la Diputación de Barcelona".

Sobre Vox, Feijóo respondió que, si hay un político "insultado" por Vox, ese es él, a quien la formación tildó o recientemente de "nacionalista progre". "Y para el BNG soy un centralista irredento. ¿Ve cómo los extremos no tienen la razón?", preguntó el presidente de la Xunta, quien se situó en la centralidad. Enfrente situó a Caballero, "un fenómeno de la política". "Debe interesarle que Vox saque muchos votos y por eso hace de telonero", añadió Feijóo, que censuró el papel del socialista gallego, "que parece un altavoz de bluetooth desde Ferraz", y su "servilismo" con los dictados del Gobierno central.