Atlántico

GALICIA

El Ejército inicia la operación Centinela contra los incendios

El conselleiro de Medio Rural advierte a los incendiarios y asegura que "vamos a ir a por ellos"
El conselleiro de Medio Rural, el ourensano José González, saluda a mandos militares en Pontevedra.
El conselleiro de Medio Rural, el ourensano José González, saluda a mandos militares en Pontevedra.
El Ejército inicia la operación Centinela contra los incendios

nnn Las Fuerzas Armadas desarrollan desde este 15 de agosto y hasta el próximo 30 de septiembre una "operación de apoyo" denominada "Centinela Gallego", consistente en establecer un despliegue de patrullas y medios aéreos de vigilancia para contribuir a la prevención de incendios forestales. Según destacó la Brilat, "no ha habido incendios en ninguna de las zonas donde ha patrullado".
El responsable militar de esta operación, el jefe de la Brigada Galicia VII (Brilat), el general Antonio Romero Losada, respondió ayer en rueda de prensa a las críticas por la contratación del ejército por 500.000 euros sólo para "labores de vigilancia y disuasión". Así, ha afirmado que, a diferencia de una persona particular, ellos lo hacen "durante las 24 horas del día". "La ciudadanía llega un momento que se acuesta y nosotros seguimos vigilando durante toda la noche", aclaró.
Según señaló el general Romero Losada, los militares aportan "un plus que no puede hacer cualquier ciudadano" y destacó que "la eficacia la demuestra la propia estadística" lo que le ha valido para asegurar que "no ha habido incendios en ninguna de las zonas donde ha patrullado la Brilat". "No somos todopoderosos", ha añadido Romero Losada, aunque convino que "evidentemente la seguridad cien por cien de que no se va a producir un incendio nadie la puede garantizar".

SENSACIÓN DE AUTORIDAD
En esta presentación desarrollada en la Base de la Brilat en Pontevedra también ha participado el conselleiro de Medio Rural, José González, que ha abundado en la respuesta del general Romero Losada para incidir en que "si uniformes y coches del ejército no tienen más trascendencia que particulares vigilando nuestros montes algo falla" ha dicho respecto a la "sensación de autoridad mucho más intensa" que, a su juicio, transmiten los militares.
Por su parte la subdelegada del Gobierno en la provincia, Maica Larriba, ha sostenido en que es "fundamental" su presencia "para incidir en la prevención", algo que cobra especial peso "en un contexto en que dos tercios de los incendios del verano son intencionados", ha afirmado. En este sentido, José González ha querido "lanzar una advertencia clara a los incendiarios". "Vamos a por ellos", ha subrayado y ha citado el despliegue de drones -vehículo aéreo no tripulado-, cámaras de vigilancia o el "teléfono anónimo de denuncia". "Entre todos buscamos detectar actividad incendiaria para poder llevar a estos delincuentes ante la Fiscalía", finalizó el conselleiro.
El despliegue inicial de la "Operación Centinela Gallego" consiste en 27 patrullas, formadas por militares pertenecientes a distintas unidades de la Brilat y al Tercio Norte de Infantería de Marina de la Armada (Ferrol). En función del nivel de esfuerzo, se aumentaría el número de patrullas hasta un máximo de 50 en el nivel alto y hasta 75 en el nivel muy alto, han indicado.
A la luz de este acuerdo con el Ejército y la Xunta de Galicia se contará con un dron muy específico para desarrollar tareas de vigilancia, reforzando la coordinación entre los militares y los agentes de las Brigadas de Investigación de Incendios Forestales (BIIF).
En total, en temporadas de alto riesgo, el operativo de lucha contra incendios suma 7.000 efectivos desplegados en los montes gallegos entre el personal de la Xunta, el de la Administración del Estado y el de los ayuntamientos. Además, el operativo cuenta con el apoyo de una treintena de medios aéreos y 360 motobombas.

ayuda ciudadana
José González ha insistido en que en la lucha contra los incendios forestales toda ayuda institucional es importante, al igual que la colaboración ciudadana, de ahí el teléfono gratuito (900.81.50.85) que se ha habilitado para recoger denuncias anónimas ante conductas incendiarias.n