Galicia

El "efecto Caballero" impulsa el gasto de luces navideñas en Ourense

Galicia

GALICIA

El "efecto Caballero" impulsa el gasto de luces navideñas en Ourense

Árbol de Navidad en la ciudad, el año pasado, en la inauguración, el 5 de diciembre (ÓSCAR PINAL).
photo_cameraÁrbol de Navidad en la ciudad, el año pasado, en la inauguración, el 5 de diciembre (ÓSCAR PINAL).

Ourense invierte un 80% más y villas como Verín y O Barco mejoran la apuesta: "Nunca antes me pediran máis bombillas"

El "efecto Caballero" llega a la provincia y se expande por toda Galicia. La ciudad olívica se prepara para encender mañana su iluminación navideña y contagia al resto de localidades. Ourense, envuelta en preocupación por el posible aplazamiento de una semana del encendido, ha aumentado la inversión, intentando no quedarse muy atrás de la estela de Abel Caballero, y con un presupuesto un 80% superior al año anterior, pasando de algo menos de 100.000 a más de 175.000 euros


Ciudad: "No somos Vigo, preferimos dar ayudas"


"No somos Vigo, somos una ciudad pequeña, con un presupuesto pequeño y no podemos llegar a los dos millones de Vigo, nos gastamos 183.000, preferimos dar ayudas sociales", decía ayer Ana Morenza, la concejala de Contratación del Concello de Ourense.  La ciudad tendrá luce en más espacios que nunca y en calles de barrios donde nunca se han visto. Los comerciantes apremian tomar como ejemplo a Caballero y los dirigentes se ven presionados. "Solo pido tranquilidad a los comerciantes, van a tener luces y antes de lo que piensan", añadió Morenza. 


Verín y O Barco van a más


En Verín, la segunda población más habitada de la provincia, viven un fenómeno paranormal por culpa de ese "efecto Caballero". Y es que después del éxito de Vigo, el teniente de alcalde, Diego Lourenzo, confiesa que nunca se había encontrado con algo igual: "Isto antes non pasaba, levo cinco anos ocupándome deste tema e nunca antes me pediran pola rúa que puxera máis bombillas".

 La villa del Támega aumenta este año el presupuesto para iluminación, pasando de 18.000 a 22.000 euros. Hay un "efecto Caballero" que está provocando que lleguen al Concello registros de vecinos pidiendo "que se poñan máis arcos de luces nas súas rúas". Capean el temporal como pueden: "Temos un orzamento máis humilde que o de Vigo e facemos o que podemos". O Barco casi dobla, de 9.800 a 17.700 euros  y ya ha empezado a colocar los arcos.


Competencia en Zamora


En Verín tendrán la competencia en la provincia limítrofe, Zamora, donde Puebla de Sanabria echa la casa por la ventana, con la iluminación que les instala Ferrero Rocher unida a los 35.000 euros que gasta el Ayuntamiento, gracias a que los empresarios aportan la mitad.


Xinzo: "Ojalá pudiéramos tener una noria gigante"


En Xinzo no pueden concretar aún la fecha de encendido. Toca "hilar muy fino" al tener presupuestos prorrogados, dice la regidora, Elvira Lama. " Ojalá pudiéramos tener una noria gigante en O Toural",, pero no hay dinero para fastuosidades. El objetivo es tener luces el puente de diciembre. 


Otras villas, contención


Carballiño quiere instalarlas a principios de diciembre y está en el proceso de adjudicación. Tendrá una partida similar, de 15.000 euros. En Allariz, no contratan empresa para el alumbrado, pues corre a cargo de las brigadas, por lo que no hay incremento de gasto con respecto a años anteriores. Las decoraciones del Casco Histórico son las que caracterizan a la villa. En Ribadavia, mantienen 10.000 euros para luces y actividades.


Las urbes gallegas van a más


El espíritu de Vigo se contagia a las urbes gallegas, que aumentan recursos destinados a las luces. Solo A Coruña, que funciona con el contrato que adjudicó el anterior gobierno, mantendrá el gasto, pero la nueva alcaldesa, Inés Rey, ya ha prometido más inversión para 2020.

En Lugo, reconocen que los comerciantes dan cada vez más importancia y se gastarán 116.000 euros, el triple que hace dos años, cuando el presupuesto era de apenas 44.000 euros. Aún no lo han adjudicado y juegan con la presión del retraso del año pasado.

En Ferrol, con 119.000 euros, ha pegado un salto importante, desde los 77.00 euros que gastaban en ejercicios anteriores. En Narón invertirán 134.000 euros para iluminar las dos próximas Navidades. 

En Pontevedra ya ha comenzado a colocar las luces  una empresa de Puente Genil a la que pagan 107.000 euros y que colocará varios árboles gigantes. Sin embargo, empezó con mal pie, plantando el que correspondía a Curros Enríquez en la Ferrería. Gastan el doble que en 2017. 

En Santiago, vuelve el árbol de 20 metros y el belén del Obradoiro, con una inversión de más de 220.000 euros, 100.000 más que en 2018.


Y las luces ¿para cuándo?


En cuanto a las fechas de inicio, mañana da el chupinazo Vigo y la semana que viene llegará el turno de Sanxenxo o Redondela, justo en el fin de semana que había escogido Ourense, pero que podría retrasarse. El resto de ciudades sitúan en el 5 o 6 de diciembre el encendido,  en la misma línea que ahora se coloca Ourense. 

Más en Galicia
Comentarios