Galicia

Los ediles díscolos reclaman la expulsión de Jácome de DO

Galicia

Galicia

Los ediles díscolos reclaman la expulsión de Jácome de DO

El alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome hablando por teléfono.
photo_cameraEl alcalde de Ourense, Gonzalo Pérez Jácome hablando por teléfono.
El alcalde ourensano considera la propuesta como el "colmo del surrealismo" y un "hecho de desvarío"
  Los concejales díscolos de Democracia Ourensana (DO) solicitaron la expulsión del partido de Gonzalo Pérez Jácome (DO), alcalde de Ourense, para que sea declarado edil no adscrito. El regidor calificó esta propuesta como el "colmo del surrealismo" y un "hecho de desvarío". Los cuatro concejales críticos con la gestión de Democracia Ourensana (DO), Miguel Caride, Manuel Álvarez, María del Mar Fernández Dibuja y María Teresa Rodríguez, le comunicaron por carta al propio presidente de DO su decisión de expulsarlo del partido y de que sea apartado al grupo de los no adscritos.
El documento también fue dirigido al secretario del pleno del Consistorio y en él exponen tres razones: la "inadecuada, exclusiva y opaca gestión de las dotaciones económicas del Ayuntamiento al grupo municipal"; la "exigencia de ‘donaciones' al personal eventual adscrito al grupo municipal"; y la "decisión unilateral de romper el pacto de gobierno suscrito con el Partido Popular y retirar las competencias a dos concejales sin acuerdo previo con el conjunto de Democracia Ourensana".
En el primer caso, "no" les "consta" que las "dotaciones" se "estén destinando a fines municipales relacionados con el funcionamiento del grupo", como tampoco son conocedores de que "exista una contabilidad específica con un registro de caja comprensible de las entradas y salidas, siendo gestionados dichos recursos de forma exclusiva y excluyente" por Jácome. Al respecto, destacan que "vulnera claramente el principio constitucional de funcionamiento interno democrático (artículo 6 de la Constitución Española) y los relativos a la financiación pública (LO 8/2007, de 2 de febrero, sobre financiación de los partidos políticos)".
Sobre el segundo motivo, reprochan que el regidor, aparte de decidir de forma unilateral "a qué personas contrata para ocupar los puestos de personal eventual", ha "venido exigiendo a la totalidad o parte del mismo ‘donaciones', en forma de participación en los haberes percibidos en nómina", una "exigencia que se ha hecho a espaldas completamente del grupo municipal".
Acerca del último fundamento, tildan dicha posición como el desencadenante de transformar "una crisis interna del grupo municipal en una crisis de gobierno" en el Ayuntamiento de Ourense: "Lejos de dar las explicaciones pertinentes y justificar el destino de dichos fondos da por finiquitado el acuerdo, decidiendo gobernar en total minoría", señalan los concejales díscolos.  

Más en Galicia
Comentarios